Admiran en Málaga la obra de Pablo Picasso

Enclavado en la céntrica calle de San Agustín, en Málaga, sur de España, el Museo Picasso exhibe unas 276 obras para que ciudadanos de todo el mundo admiren el legado de uno de los artistas españoles más internacionales.

El Museo Picasso Málaga responde al deseo de Pablo Picasso de que su obra estuviera presente en la ciudad que lo vio nacer el 25 de octubre de 1881, y la creación de la pinacoteca se debe a la voluntad compartida de Christine y Bernard Ruiz-Picasso, nuera y nieto del artista.

Las donaciones de ambos constituyen el núcleo de los fondos del Museo, así como de la Junta de Andalucía, que articuló un gran proyecto museístico consagrado al artista cuyos estilos y técnicas cambiaron el curso del arte moderno.

Christine Ruiz-Picasso, viuda de Paul Ruiz-Picasso, hijo mayor del artista, retomó los contactos con Málaga en 1992, con motivo de la exposición "Picasso clásico" y en 1994 con la exposición "Picasso, primera mirada".

En 1996 reinició el proyecto de 1953, que se hizo finalmente realidad 50 años más tarde, el 27 de octubre de 2003, cuando el Museo Picasso Málaga fue inaugurado por los reyes Juan Carlos y Sofía.

Las 233 obras que reúne la Colección del Museo Picasso de Málaga se complementan con la cesión temporal en comodato de 43 obras de Pablo Picasso, gracias a un convenio a quince años con la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte (FABA).

María José Valverde, coordinadora del Departamento de Educación del Museo Picasso de Málaga, afirmó a Notimex que el museo está en un Palacio del Siglo XVI, el de Buenavista, y una de las características que tiene es que es una colección familiar, en la que se muestran diferentes estilos en la obra de Picasso.

"También diferentes períodos -dijo- es una obra que podemos ver desde que tenía 14 años hasta una que realiza a los 90 años, entonces podemos ver toda la trayectoria", abundó.

Explicó que el montaje de la colección está dispuesto para ver cómo Picasso es un artista cíclico, trabaja diferentes estilos, diferentes técnicas y muchas veces retoma esas técnicas y esos estilos, pero de manera diferente.

"Podemos ver desde obras en las que utiliza un lenguaje cubista, hasta obras vinculadas con su familia, como el retrato de su hermana Lola o las maternidades, muy relacionada en la época en la que tiene a su hijo Pablo", explicó.

Además, en cuanto a técnica, anotó que la colección incluye pintura, escultura, obra gráfica, linóleo, aguafuerte, o una cerámica que merece la pena visitar.

En ocho décadas de arte, la colección del Museo Picasso de Málaga transmite el rigor y la capacidad creativa de un artista imprescindible para comprender la historia del arte occidental.

Tan sólo el año pasado, el Museo Picasso de Málaga recibió la visita de 240 mil visitantes, 60 mil de ellos extranjeros, que reflejan el interés de la gente por conocer la obra de uno de los grandes artistas españoles, uno de los de mayor trascendencia universal.

El Palacio de Buenavista en el que se erige el museo fue iniciativa de don Diego de Cazalla, pagador de los ejércitos y las armadas reales, que participó en la conquista de la ciudad en 1487.

La construcción se realizó sobre los restos de un palacio nazarí, del que aún se conservan algunos elementos como la torre situada al este del patio principal.

Don Diego puso todos los medios a su alcance para su construcción: desde la importación de mármoles y otros materiales pétreos de Génova, a la producción de armaduras y techumbres de carpintería de lo blanco.

Influencias castellanas, italianas y moriscas se mezclan en este sobrio y elegante edificio, que a partir del siglo XIX fue paulatinamente alejándose de su condición de residencia familiar para ejercer otras funciones nuevas y muy diversas.