Denuncia HRW detención de opositores tras elecciones en Sudán

La Organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) denunció hoy la captura en Sudán de decenas de activistas y opositores, tras los comicios presidenciales de hace dos semanas, en los que fue reelecto el presidente, Omar Hasan al Bashir.

En una declaración, la organización defensora de los derechos humanos aseguró que después de las elecciones, celebradas entre días 13 y 16 de abril, las fuerzas de seguridad de Sudán han detenidos a decenas de miembros de la oposición, estudiantes y activistas políticos.

Entre los detenidos están incluidos varias personas que participan en una campaña para boicotear los resultados electorales, denominada "Irhal" ("¡Vamos!"). Al Bashir trinfó con el 94.0 por ciento de los votos.

HRW destacó en su declaración, fechada en Nairobi, que muchos de los detenidos enfrentan cargos graves, incluyendo crímenes por los que serían condenados a la pena de muerte.

Agregó que las autoridades sudanesas deben parar el arresto de la gente por sus opiniones políticas reales o percibidas, liberar a todos los detenidos arbitrariamente, retirar cargos infundados e investigar las denuncias de abusos contra los detenidos.

"En lugar de permitir a la gente expresar su opinión pacíficamente, el Gobierno está deteniendo, torturando y encarcelando a activistas políticos sin la menor pretensión de respeto a los derechos básicos", indicó Daniel Bekele, director de la Oficina de HRW para África.

Muchas de las detenciones han sido realizadas por el propio Servicio Nacional de Seguridad e Inteligencia de Sudán (NISS, en inglés), que posee amplias facultades de arresto y que puede retener a los detenidos hasta por cuatro meses y medio, sin supervisión judicial.

La organización enumeró en su reporte la detención de varios de los opositores, entre ellas la de Ahmed Mohammed, miembro del opositor Partido del Congreso de Sudán (SCP, por sus siglas en inglés), detenido junto otros dos hombres por hablar en público de los comicios.

En Lagawa, en el estado de Kordofan Occidental, el pasado día 21, fuerzas de seguridad fuertemente armados detuvieron a un dirigente tradicional conocido como un sultán, a un abogado y un estudiante porque apoyaron a un candidato independiente, indicaron testigos a HRW.

Los tres hombres permanecen detenidos sin cargos, bajo la autoridad del gobernador del estado de Kondofan Occidental, donde en los últimos tres meses los residentes han protestado por la falta de desarrollo en el área y otros agravios contra el gobierno local.

"La mejor forma para el partido gobernante de celebrar las elecciones es poner fin a la represión contra la disidencia política ... El gobierno sudanés tiene que poner un alto a las redadas, detenciones, acusaciones y las duras palizas", indicó Bekele.

El director de HRW para África pidió al gobierno de Sudán investigar las denuncias de malos tratos y castigar que responsables de detenciones arbitrarias.