"Vamos a La Haya con argumentos sólidos": canciller chileno

El canciller chileno Heraldo Muñoz aseveró hoy que este país sudamericano llegará la próxima semana a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya con "argumentos sólidos" para enfrentar la demanda presentada por Bolivia.

En diálogo con corresponsales extranjeros, Muñoz aseveró: "vamos a La Haya con argumentos sólidos para que la Corte se pronuncie sobre la incompetencia para conocer un asunto que ha sido resuelto por un tratado (con Bolivia) válido y vigente desde 1904".

"Nuestra posición es sólida y esperamos que la Corte decida que no tiene jurisdicción para conocer de este asunto, de un tratado (de 1904) que ya estableció claramente la soberanía y las fronteras entre Chile y Bolivia", puntualizó.

Muñoz agregó que "lo que Bolivia está haciendo es llevar de una manera encubierta un cuestionamiento al tratado de límites (entre Bolivia y Chile de 1904), una revisión unilateral, y eso evidentemente no está en la competencia de la corte".

El gobierno boliviano presentó el 24 de abril de 2013 una demanda ante la CIJ contra Chile para obligar a este país a negociar una salida al mar con soberanía para la nación altiplánica.

Bolivia perdió su acceso soberano al mar en manos de Chile en la llamada "Guerra del Pacífico" (1879-1883) y, décadas después, comenzó a reclamar en foros internacionales su derecho a volver a tener cualidad marítima para incrementar su desarrollo.

Chile presentó en junio de 2014 un recurso para impugnar la competencia de la Corte para pronunciarse respecto a la demanda boliviana porque vulneraría tratados previos a la jurisdicción del tribunal internacional, en alusión al tratado bilateral de 1904.

Este lunes se iniciarán en La Haya los alegatos orales de la demanda con la intervención chilena, tras lo cual, el miércoles, será el turno de Bolivia, mientras que ambos países tendrán derecho a réplica el jueves y viernes de la próxima semana.

En esta etapa del caso presentado ante la CIJ intervendrán los agentes y abogados de cada parte, en un ambiente donde destacan las nutridas delegaciones de ambos países, las que incluirán, en el caso chileno, un grupo de legisladores.