Avala ALDF por unanimidad Ley de Ciudad Abierta

El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) avaló la Ley de Ciudad Abierta que tiene como objetivo mejorar la gestión pública local, transparencia y participación ciudadana.

Al presentar el dictamen, aprobado por unanimidad, el diputado Alejandro Piña dijo que con la nueva ley se cumple el compromiso de la VI Legislatura de promover la rendición de cuentas, acceso a las nuevas tecnologías y trabajo conjunto entre sociedad y gobierno.

De esta manera, los órganos de gobierno están obligados a responder las demandas sociales y transparentar el uso de los recursos ejercidos, "esto sin duda no se puede alcanzar si no cuenta con una visión innovadora en la materia".

Con ello se busca generar un andamiaje jurídico que permita configurar la realización de proyectos encaminados a la apertura de los procesos e información gubernamentales a partir de procedimientos ágiles y flexibles, expuso.

De acuerdo con el dictamen, la nueva ley fomenta en los particulares y la administración pública local la cultura de la apertura y utilización de datos abiertos para generar proyectos que mejoren la calidad de vida de la Ciudad.

Además el desarrollo y evaluación de las políticas, planes, programas y acciones.

Una Ciudad Abierta, señala, permite una constante conversación de los gobernantes con sus habitantes, con la finalidad de conocer sus necesidades y demandas; facilita la colaboración entre ciudadanos y funcionarios en los servicios que presta, además de tomar decisiones de forma transparente.

La ley obliga a las delegaciones, dependencias y entidades a la apertura de datos, su consulta y descarga de manera gratuita y libre, misma que no requerirá registro, solicitud o cualquier otra condición que tenga por objeto limitar u obstaculizar el acceso a la información.

Establece la creación de un Consejo de Gobierno de la Ciudad de México que estará integrado por tres consejeros representantes del ejecutivo local y será el encargado de recibir de manera cuatrimestral los informes de avance en la implementación de las disposiciones del dictamen.

Asimismo, instaura el Modelo de Madurez, un conjunto estructurado de líneas de acción, áreas de evaluación, buenas prácticas y evaluaciones que permitan el avance y perfeccionamiento de la apertura gubernamental del Distrito Federal.