INBA rinde homenaje a Raúl Anguiano con "El eterno femenino"

La figura femenina, tema recurrente en su obra, es eje curatorial de la exposición "El eterno femenino de Raúl Anguiano", que se inauguró esta noche en el Museo Nacional de San Carlos (MNSC), en esta capital.

La muestra que se presenta en el gabinete del espacio museístico, rinde homenaje a quien fuera uno de los artistas más sobresalientes de la llamada segunda generación de muralistas mexicanos y un pintor que mantuvo vivos los postulados de la Escuela Mexicana de Pintura.

María Cristina Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), señaló que la muestra reúne 45 obras de Raúl Anguiano (1915-2006), artista jalisciense que supo utilizar la línea y el color de manera majestuosa.

"Se trata de un gran dibujante, muralista, pintor, grabador, litógrafo... Rendirle homenaje a Anguiano mostrando la grandeza de su obra, es la manera de mostrar los procesos de creación de uno de los grandes artistas plásticos en el siglo XX; esa es la mejor manera de rendirle homenaje", expresó.

La muestra aborda el discurso del creador que, como miembro de la segunda generación de muralistas, fue fundamental para el desarrollo de la plástica del siglo XX y del México posrevolucionario, al incluir al indígena no como protagonista, sino como parte de las comunidades donde la mujer toma el primer plano de las obras.

En su oportunidad, Yazmín Mondragón, curadora del museo, explicó que la muestra está dividida en cuatro núcleos temáticos, cuyo primer apartado muestra la faceta de Anguiano como retratista.

"Da cuenta de los intelectuales de la primera mitad del siglo XX que impulsaron las artes, de personajes como Fanny Gamboa; Bertha Cuevas, Julieta Crespo y Alfa Henestrosa, entre otras.

"Anguiano no solo retrataba la figura, también a la sociedad... son retratos sobrios e imponentes que de manera simple reflejan la personalidad del ser amado, y de circulo allegado al artista", señaló.

En el segundo núcleo se aprecia el quehacer de Anguiano como dibujante y grabador, primeras disciplinas en las que incursionó; mientras que el tercer apartado incluye la serie de paisajes que tuvo en relación al México posrevolucionario.

En el cuarto núcleo se observa el arte social de Anguiano a través de mujeres campesinas.

"Desnudo", "Mujer con rebozo", "Mulata", "Maternidad", "Esperanza", "Mujer Indígena" y "Gruta de Loltun", son algunas obras que estarán en exhibición hasta agosto próximo.