Avalan clausurar hospitales si impiden registro de recién nacidos

La Cámara de Diputados aprobó con 373 votos a favor el dictamen que modifica los códigos Civil Federal y Penal Federal, así como la Ley General de Salud para garantizar el derecho de identidad a un recién nacido.

Con las reformas a los artículos 55 del Código Civil Federal, 230 del Código Penal Federal y 389 Bis de la Ley General de Salud, se pretende sancionar a los directores, encargados o administradores de cualquier centro de salud, público o privado, que impidan la expedición o entrega del Certificado de Nacimiento.

Pero sobre todo, de cualquier otro documento que permita el registro del recién nacido so pretexto de que los padres del menor tienen algún adeudo con la clínica, hospital o institución de salud.

El dictamen se mandó al Senado de la República para su ratificación, antes de la votación se aceptó una propuesta de modificación del diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) David Pérez Tejada Padilla para eliminar la sanción penal y dejar únicamente la administrativa.

Argumentó que esa pena, lejos de garantizar el derecho del menor y solucionar la problemática de manera pronta, llevaría a la dilación del registro del menor ante la autoridad civil correspondiente.

Con lo anterior se elimina la modificación al Artículo 230 del Código Penal Federal, para que únicamente quede plasmado lo que dispone el Artículo 417 de la Ley General de Salud, que establece multas, amonestación por apercibimiento, clausura temporal o definitiva de las clínicas y centros de salud, además de arresto por 36 horas.

Expresó que en pleno Siglo XXI este problema no ha sido superado, pues existen factores que ponen en riesgo al menor, lo que afecta a las personas de escasos recursos y las coloca en situación de desventaja social por carecer de medios económicos y de acceso a la justicia.

En la fundamentación, el secretario de la Comisión de Justicia, José Luis Márquez Martínez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), indicó que todos los niños y niñas tienen derecho a una identidad oficial registrada en un certificado de nacimiento.

Sin embargo, se siguen presentando situaciones que ponen en riesgo al menor y que recrudecen la problemática de las personas de escasos recursos.

Dijo que con la falta de emisión del certificado de nacimiento se vulneran los derechos fundamentales de los niños y se impide el correcto desarrollo del trámite ante la autoridad civil para tener un acta de nacimiento del menor.

A su vez, Lucila Garfias Gutiérrez, de Nueva Alianza, manifestó que a pesar de los esfuerzos del Estado para procurar una identidad a todas y a todos los mexicanos, este derecho se vulnera de forma cotidiana.

Lo anterior, porque existen establecimientos hospitalarios que prestan servicios de maternidad que retienen dichos certificados de nacimiento como forma de presionar a los padres para cubrir adeudos, utilizándolos como garantía de pago.

La diputada Lorena Gutiérrez Landavazo, del Partido Acción Nacional, resaltó que el dictamen versa sobre la eliminación de una práctica que se ha vuelto común en clínicas y hospitales, públicos y privados, de condicionar la entrega de los documentos relativos a la identidad de los neonatos al pago de los servicios prestados en los mismos.

Finalmente, el diputado del Partido de la Revolución Democrática, Ernesto Germán Sánchez Jiménez, dijo que con ese dictamen se pretende dar certeza jurídica al interés superior de la niñez e implica defender su derecho a la identidad.