Bolsa Mexicana cierra con baja de 0.38%

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con una baja de 0.38 por ciento, presionada por la baja que presentan las emisoras América Móvil y Cemex, a la espera del anuncio de política monetaria de la Reserva Federal (Fed).

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) descendió 174.02 enteros más respecto al nivel previo para colocarse en 45 mil 338.36 unidades.

La plaza bursátil terminó en terreno negativo presionado por las bajas de emisoras como América Móvil (la de mayor peso en el IPC), que perdió 1.83 por ciento, así como de la multinacional Cemex, con 0.61 por ciento menos.

Al cierre de la jornada accionaria, en el mercado local se operó un volumen de 248.7 millones de títulos, por un importe económico de ocho mil 647.9 millones de pesos; 53 emisoras ganaron, 57 perdieron y cinco se mantuvieron sin cambio.

El principal indicador accionario terminó contrario a los índices estadounidenses Dow Jones y Standard and Poor´s 500 que subieron 0.40 y 0.28 por ciento, respectivamente, mientras que el Nasdaq perdió 0.10 por ciento.

A nivel global, los mercados de capitales cerraron con resultados mixtos, observando ligeras ganancias en Estados Unidos a un día de que se publique el tercer anuncio de política monetaria de la Reserva Federal este año.

En la sesión de mañana las ganancias o pérdidas de los índices accionarios dependerán principalmente del crecimiento de Estados Unidos durante el primer trimestre y del anuncio de la Reserva Federal a la 1:00 pm.

En el mercado cambiario, el peso cerró la sesión con una apreciación de 0.56 por ciento u 8.5 centavos, al cotizar en alrededor de 15.26 pesos por dólar, después de que el dólar perdió terreno frente a la totalidad de sus principales cruces, informó Banco Base.

Lo anterior, se debió a que los inversionistas esperan que los datos del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos a publicarse mañana, muestren una desaceleración económica que orille a la Reserva Federal a postergar el proceso de normalización de tasas de interés.

En caso de que se confirme un crecimiento trimestral anualizado cercano a 1.0 por ciento durante los primeros tres meses del año, se espera que el dólar continúe depreciándose frente a la mayoría de las divisas.