Sedena enviará más personal militar a Colima, por actividad del volcán

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) enviará más personal militar a esta entidad, como medida preventiva por la actividad que registra el Volcán de Colima.

La comandancia de la Vigésima Zona Militar, con sede en esta ciudad, informó que "en fechas próximas arribará a esta entidad personal militar procedente del centro del país y de otros estados de la República".

El objeto, añadió, es aplicar en caso necesario el Plan DN-III-E en la entidad, y estar en condiciones de afrontar cualquier contingencia", añadió en un comunicado.

Subrayó que el refuerzo de efectivos militares foráneos coadyuvará en las actividades de la fase de prevención del referido plan, que está ya en marcha.

Comentó que el personal castrense está listo para entrar en operación en las fases siguientes, motivadas por la posibilidad de incremento de la actividad volcánica y su consecuente afectación en esta entidad.

Ratificó el compromiso de la Secretaría de la Defensa Nacional de apoyar en todo momento a la población civil, en caso de algún desastre, para resguardar su seguridad física, sus bienes y su entorno.

Por su parte, la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC) aseveró que los resultados del monitoreo y observación del Volcán de Fuego indican que la actividad registrada se mantiene dentro de los parámetros esperados.

"El coloso continúa con la actividad explosiva de baja a moderada intensidad", explicó.

Añadió que se han registrado columnas eruptivas de vapor de agua, gases y ceniza, de hasta 4 kilómetros de altura, las cuales son posteriormente inclinadas por el viento, formando plumas volcánicas de decenas de kilómetros, principalmente hacia los sectores Este, Noreste, Este-Sureste y Norte-Noreste.

Informó que algunas de las explosiones han generado derrumbes de material incandescente sobre el edificio volcánico, con alcances no mayores a dos kilómetros desde el cráter, por lo que, "de los escenarios, el más probable es que continúe este nivel de actividad durante los próximos días".

Sobre la probabilidad de que se registre lluvia de ceniza en comunidades cercanas al volcán, aclaró que eso dependerá de la dirección y velocidad del viento.

"En mayo cambia el patrón de la dirección del viento, siendo mayormente hacia el Oeste, Suroeste y ocasionalmente al Oeste-Suroeste", recordó.

De acuerdo con el último vuelo realizado con el helicóptero del gobierno del estado, el 22 de abril, el Subcomité para Fenómenos Geológicos del Comité Técnico Científico Asesor (CTCA) pudo observar que debido a las explosiones recientes, sigue en destrucción la cima del domo.

"Se está formando un cráter principal, cuyo diámetro mayor se estima en 210 metros en el eje Suroeste-Noreste, presentando una forma oval; su profundidad podría variar, e incluso llegar a entre 25 a 35 metros, presentando la menor profundidad en el sector Noreste del cráter", subrayó.