Emiten recomendación a PGJDF por actuación ante caso de abuso infantil

Por no prestar atención psicológica a una víctima de abuso, y retraso en las investigaciones, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió una recomendación a la Procuraduría General de Justicia capitalina.

Al presentar la recomendación 1/2015, la primera del año, la comisionada Perla Gómez Gallardo señaló que se trata del caso de Jesús Romero Colín -quien aceptó hacer público su nombre- un joven que afirma haber sido abusado durante su infancia por un sacerdote.

Romero Colín presentó la denuncia penal en 2007, cuando ya era mayor de edad, e inconforme con las indagatorias de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) acudió a la CDHDF en agosto de 2014.

De acuerdo a lo documentado por la Comisión capitalina "las autoridades a cargo de la investigación omitieron realizar una investigación diligente y en un plazo razonable; no fundaron ni motivaron adecuadamente ciertas determinaciones ministeriales.

"Adicionalmente existió omisión para ofrecer y proporcionar debidamente los servicios de apoyo jurídico psicológico a Jesús Romero Colín", señaló Gómez Gallardo.

Además confió en que la Procuraduría acepte la recomendación y explicó que una vez que lo haga tendrá 15 días para iniciar investigaciones administrativas contra los funcionarios involucrados en las violaciones documentadas en la recomendación.

También tendrá 15 días naturales para proporcionarle a la víctima el tratamiento y acompañamiento psicológico especializado que requiera; así como seis meses para indemnizarla.

Asimismo en 30 días naturales, la PGJDF deberá elaborar una estrategia integral de investigación para subsanar las omisiones de la autoridad investigadora para el perfeccionamiento legal de la averiguación previa, y su determinación conforme a derecho.

En seis meses deberá reforzar las garantías de cumplimiento de los plazos y términos y emitir criterios que valoren la prescripción de los delitos que se investigan.

Gómez Gallardo reconoció el esfuerzo de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal para agilizar las investigaciones pero consideró que no han sido suficientes.

Lo que pretende la recomendación, aseguró, es mejorar las prácticas de investigación, determinación y supervisión de las investigaciones de la Procuraduría y salvaguardar los derechos humanos de las víctimas del delito.