Presentan la Carta de Milán que promueve derecho a la alimentación

La Carta de Milán, que fija límites éticos a la investigación agronómica, promueve el derecho a la alimentación y la salvaguarda al medio ambiente, fue presentada hoy y será suscrita por países participantes en la Expo Milán 2015 que inicia el viernes.

El documento, que en octubre próximo será entregado al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, constituye "el compromiso que guiará los seis meses extraordinarios que tenemos ante nosotros", dijo el ministro italiano de Agricultura, Maurizio Martina.

El ministro se refería al hecho de que la Carta será la herencia de la exposición universal Expo Milán 2015, cuyo tema central es "Alimentar al planeta. Energía para la vida" y que durará del primero de mayo al 31 de octubre de 2015.

El documento es resultado del debate y la participación de decenas de expertos que se concentraron en 42 mesas de trabajo dedicadas a todas las temáticas relacionadas con la Expo.

El texto contiene temas como el derecho a la alimentación, el combate al desperdicio, a la batalla contra la pobreza global, de la agricultura, ecología, transportes, fuentes energéticas y políticas para elevar la calidad de la vida global.

El documento, elaborado y suscrito por los más de 140 países que participan en la Expo Milán 2015, será entregado al secretario general de la ONU como paradigma de desarrollo para el planeta.

Establece la necesidad de garantizar el derecho a los alimentos para las generaciones presentes y futuras, de limitar el desperdicio de alimentos y agua, de reforzar las leyes para la tutela del suelo, de promover una alimentación sana como instrumento de salud global.

Subraya la necesidad de combatir el trabajo de menores de edad y la explotación de trabajadores en el sector agrícola y alimentario, de implementar políticas de apoyo para agricultores, ganaderos y pescadores y de promover la diversificación de las producciones agrícolas y ganaderas y la protección del ecosistema marino.

Asimismo, promueve la investigación e innovación en interés de la sociedad y sin contraposición entre los sectores público y privado.

También considera a los alimentos como un patrimonio cultural de la humanidad, por lo que llama a protegerlos de adulteraciones y falsificaciones y a equilibrar la relación entre energía, aire y alimentos en modo dinámico para combatir el cambio climático.

La Carta, presentada en Milán, considera inaceptable que 800 millones de personas sufran hambre crónica, más de dos mil millones estén mal nutridas, otros dos mil millones tengan sobrepeso y obesidad y 160 millones de niños sufran desnutrición y crecimiento retardado.