La butifarra, el embutido de mayor tradición en Tabasco

El embutido con más fama culinaria en Tabasco es la Butifarra elaborada en este municipio de La Chontalpa chica, que se degusta en restaurantes de comida típica o con vendedores ambulantes que la ofrecen en Villahermosa y en cabeceras municipales.

Se trata de un platillo simple, sin más guarnición que tortillas y una salsa característica hecha con repollo, limón, cebolla y chile habanero.

La encargada del expendio "La auténtica jalpaneca", Rocío Sánchez Valenzuela, explicó que la butifarra se elabora a base de una combinación de carne de cerdo y de res, con condimentos ricos en pimientos.

La mezcla de carnes, en consistencia molida, se introduce en tripas llamadas "leche de bovino", que son asoleadas para adquirir la resistencia necesaria al amarre para formar las bolitas y posterior cocimiento.

Una vez cocidas, están listas para introducirlas al aceite hirviente como último proceso para ser servidas.

Por varias generaciones diversas familias en esta localidad, distante a unos 40 kilómetros de Villahermosa, se han dedicado a la elaboración y venta de la butifarra, al convertirse en un negocio rentable.

En la cabecera municipal de Jalpa de Méndez se encuentran en casas particulares, restaurantes o expendios formales, ya sea por kilo o por pieza.

Rocío Sánchez expuso que hay personas que la llevan para venderla en otras partes del estado, así como para su venta en las ferias municipales o la feria estatal en el Parque Tabasco.

En las muestras gastronómicas de comida tabasqueña la butifarra es infaltable, pues se ha ganado un lugar como platillo típico, indicó.

A bordo de vehículos estacionados en varios puntos de Villahermosa se colocan cartulinas en las que se anuncia la venta de las butifarras, con la leyenda que son hechas en Jalpa de Méndez.

De igual forma, vendedores que las portan en neveras, ya empacadas por seis piezas con su respectiva tortilla y la salsa, las ofrecen en las viviendas.

El sabor de la butifarra es distintivo, pues no se parece al chorizo o longaniza, ni al chorizo argentino, pues predomina el sabor de la pimienta.

En restaurantes de comida típica en Villahermosa se sirve a la manera tradicional o también con otros ingredientes, como la tortilla gruesa con butifarra desmenuzada y cubierta con queso manchego derretido.

De acuerdo con el encargado del restaurante de comida artesanal "La Calle", Fernando Díaz Izquierdo, a la semana adquieren un promedio de 10 kilogramos de butifarra de un proveedor en Jalpa de Méndez.

Indicó que se calcula el consumo en ese periodo y se renueva cada semana para que no esté mucho tiempo refrigerada, con el objeto de que se sirva lo más fresca posible.

Otro platillo con butifarra es el mixto, que se acompaña con quesadillas de jamón y cochinita pibil, además de longaniza enjamonada de Teapa y tostones fritos de plátano macho.

También hay otros restaurantes de comida típica que la ofrecen como platillo para el desayuno o el almuerzo, como "El Rincón Tabasqueño" o "Los Tulipanes", donde comensales tabasqueños o foráneos lo solicitan.