Opositor venezolano lamenta condiciones de detención de Ledezma

Las condiciones en las que permaneció detenido el alcalde metropolitano, el opositor Antonio Ledezma, podrían haber contribuido al deterioro de su salud que llevó a su reciente hospitalización, lamentó el dirigente Cipriano Heredia.

En diálogo con Notimex, Heredia recordó que Ledezma arrastraba problemas por una hernía desde el año pasado, pero las difíciles condiciones de su detención podrían haber contribuido a la recaída que causó su hospitalización el sábado pasado.

"Eso podría perfectamente haber contribuido a una recaída del proceso de recuperación que él venía experimentando a raíz de la operación a mediados del año pasado, eso es perfectamente posible", recalcó.

Heredia denunció que Ledezma, al igual que otros dirigentes opositores detenidos, enfrentan condiciones de detención que violan las convenciones internacionales sobre derechos humanos y la Constitución venezolana.

"Están solos, están aislados, a cada rato se les limita el derecho a la visita, tienen un acceso precario a sus defensores, son sometidos permanentemente a situaciones de castigo o a allanamientos en plena madrugada", recalcó.

Ledezma fue hospitalizado la madrugada del sábado ante un cuadro de "hernía reproducida", según informaron los allegados del alcalde, mientras el Ministerio Público logró una medida cautelar que permitió su arresto domiciliario.

El alcalde mayor de Caracas permanece detenido desde febrero tras haber sido acusado de participar en una conjura golpista que buscaba derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, junto a militares y otros líderes opositores.

Heredia rechazó que Ledezma estuviese involucrado en acciones golpistas e indicó que la detención del alcalde es un ejemplo de la política de persecusión política y violaciones de los derechos humanos en Venezuela.

"Lo que está pasando es una violación sistemática de los derechos humanos, aquí hay una persecusión sostenida de los opositores, hay gente que ha sido sometida a torturas por parte de los órganos de seguridad del Estado", denunció.

En ese sentido, el concejal por el estado de Miranda, limítrofe con Caracas, recordó que el año pasado durante las protestas anti gubernamentales, más de tres mil personas fueron privadas de libertad y en la actualidad existirían unos 90 presos políticos.

Heredia señaló que, a pesar de las airadas protestas del gobierno de Maduro, cada vez más organismos internacionales expresan su preocupación ante las denuncias de violaciones de derechos humanos y ausencia de Estado de derecho.

"Estamos en una situación donde el Estado de derecho no funciona, los fiscales, los policías y los jueces actúan bajo las órdenes del Ejecutivo, entonces lo que hay en definitiva es una manifiesta situación de injusticia", recalcó Heredia.