Denuncian déficit en lucha anticorrupción en empresas armamentistas

Casi la cuarta parte de empresas productoras de armamento en el mundo no dispone de programas de lucha contra la corrupción, indicó hoy aquí la Organización No gubernamental Transparencia Internacional (TI).

Transparencia Internacional presentó este martes en la capital alemana su "Índice de Anticorrupción en Empresas de Armamento", un documento que evalúa la transparencia y la calidad de cumplimiento de los programas de más de 163 empresas del sector.

Entre los negocios que reportaron un margen de mejora en la aplicación de protocolos anticorrupción, también figuran firmas alemanas.

En especial el hecho de que saltaran a la luz escándalos de sobornos en filiales en el extranjero de empresas de defensa alemanas provocó un aumento en las críticas a la exportación de armas en el país europeo.

Además, los debates sobre el destino final de las armas vendidas y los problemas para la obtención del armamento gozaron de gran atención entre la opinión pública alemana, dado su impacto económico en el conjunto de la sociedad.

En ese sentido, la presidenta de TI en Alemania, Edda Müller, aseguró que "los resultados del indicador despiertan la sospecha de que el gobierno federal y el Consejo de Seguridad Federal fueron bastante laxos en el pasado".

"Instamos al gobierno federal a que garantice la aplicación efectiva de la disposición legal. Esto se refiere tanto al proceso de aprobación de exportaciones de armas como a las decisiones sobre los seguros de exportación", señaló Müller.

El estudio realizado por Transparencia Internacional reveló que es necesario actuar contra prácticas de corrupción a través de la implantación de mecanismos de prevención.

Así, solo ocho de las 163 empresas analizadas cuentan con instrumentos que fomenten la denuncia de irregularidades, 13 empresas cumplen con esmero su deber de tratar con intermediarios y solo tres de 163 compañías disponen de un procedimiento detallado para evitar la corrupción en transacciones de compensación de alto riesgo.

Las cinco empresas alemanas (Diehl Stiftung, Krauss-Maffei Wegman, MTU Aero Engines, Rheinmetall y Thyssen Krupp) aparecen en el índice en puestos muy diferentes.

Mientras Thyssen Krupp aparece en los primeros lugares, también a nivel internacional, el resto de empresas de defensa alemanas muestran que todavía tienen un gran potencial de mejora.

En la parte inferior del estudio se encuentra Krauss-Maffei Wegmann, que recibió una de las peores críticas en particular en el ámbito de la gestión de riesgos.

"Para crear mayor confianza, las empresas alemanas necesitan mejorar sus estructuras de prevención de corrupción y de cumplimiento. Esta es una característica central de la gestión empresarial moderna", dijo Marie-Carin von Gumppenberg, del grupo de trabajo de Economía de TI de Alemania.