Comisión Europea propone vínculo entre ayuda, desarrollo y seguridad

La Comisión Europea (CE) propuso hoy medidas para vincular sus ayudas al desarrollo, al refuerzo de la seguridad en países terceros y para adaptar los instrumentos actuales a nuevos retos y amenazas como el terrorismo y el extremismo.

Bruselas argumentó que la pobreza y la falta de gobernanza tienen un impacto significativo en la seguridad de los países donde inciden y afectan también a la Unión Europea (UE) al animar la inmigración indocumentada.

"No podemos apoyar a nuestros socios en la lucha contra la pobreza sin que haya seguridad, mientras que sin lucha contra la pobreza no puede haber una paz duradera", sostuvo el comisario europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, en una rueda de prensa en Estrasburgo.

La estrategia sugerida contempla un apoyo más eficaz a la capacitación de los países terceros en materia de seguridad mediante la valorización de los actuales instrumentos, dentro y fuera del presupuesto de la UE.

También aboga por mejorar la coordinación y la coherencia de las acciones europeas y nacionales en las áreas de seguridad y de desarrollo en los países asociados.

Asimismo, propone que se estudie la viabilidad práctica de crear dos nuevos instrumentos: uno que vincule las acciones europeas en materia de paz, de seguridad y de desarrollo; otro dedicado a la capacitación de los países socios en materia de seguridad.

Ese segundo instrumento podría abarcar el suministro de ambulancias, equipos de protección o medios de comunicación a las fuerzas militares de los países a los que la UE ya ofrece formación y asesoramiento en materia de seguridad, pero cuya eficacia se ve obstaculizada por la falta de medios básicos.

En algunos países, los instructores europeos encargados de entrenar a las tropas locales se han percatado de que los efectivos carecen de material de protección contra minas y explosivos, equipos médicos, medios de comunicación y, a veces, incluso de alimentos.

"Capacitar a los socios para que asuman su propia seguridad y estabilización no solo redunda en beneficio de su desarrollo, sino también de la estabilidad internacional, incluidas la paz y la seguridad en Europa", afirmó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La propuesta del Ejecutivo será debatida por los ministros de Asuntos Exteriores de los 28 miembros de la UE el 18 de mayo y por los jefes de Estado y de gobierno en su cumbre de junio próximo.