Más de dos mil 100 personas ejecutadas en Siria bajo califato del EI

El autollamado Estado Islámico (EI) ha ejecutado a dos mil 154 personas desde que proclamó su califato en las zonas bajo su control en Siria hace 10 meses, pero la cifra podría ser mayor porque hay cientos de desaparecidos, reportaron hoy activistas sirios.

Entre las víctimas figuran mil 362 civiles, incluidos nueve niños y 19 mujeres, así como 529 miembros de las fuerzas leales al régimen del presidente Bashar al-Assad, quienes fueron ejecutados, decapitados, lapidados o recibieron un disparo.

Asimismo, 137 eran combatientes del Frente al Nusra -rama de Al Qaeda en Siria-, rebeldes y miembros de grupos islámicos, de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSD), con sede en Londres, pero que cuenta con una amplia red de activistas en territorio sirio.

Esos combatientes fueron asesinados después de caer prisioneros en manos del EI durante enfrentamientos y en puestos de control yihadistas.

El EI, que proclamó su califato el 28 de junio pasado, también ejecutó a 126 de sus propios miembros por "exceder los límites de la religión y espiar para países extranjeros", según el OSDH.

Las ejecuciones tuvieron lugar en las provincias de Damasco, Rif Damasco, Al Raqa, Al Hasaka, Alepo, Homs, Hama y Deir Ezoor, donde en esta última los yihadistas asesinaton a unos 930 miembros del clan tribal Al Shuitat.

El balance, que no incluye los mediáticos asesinatos de periodistas y cooperantes extranjeros, podría ser mucho mayor debido a que hay cientos de prisioneros en los centros de detención de los yihadistas.

El OSDH reiteró su llamado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que actúe urgentemente y detenga los asesinatos de civiles sirios.