Trastorno por Déficit de Atención es una perturbación neurológica

El Trastorno por Déficit de Atención, con o sin Hiperactividad (TDAH), no es una moda, sino una perturbación neurológica que existe desde hace décadas, pero se denominaba de diferentes maneras.

La Secretaría de Salud estatal indicó que el TDAH es la principal demanda de atención en el Centro Infantil de Desarrollo Neuroconductual (CIDEN) y los casos son referidos por docentes y/o autoridades escolares.

Especialistas del CIDEN señalan que de acuerdo con la experiencia diaria de consulta en este centro, alrededor de 80 por ciento se atienden por este diagnóstico, y a los menores de manera integral.

EL TDAH es una perturbación neurobiológica que afecta desde la infancia y persiste hasta la vida adulta, ocasiona alteraciones de tipo conductual relacionadas con la hiperactividad, impulsividad e inatención.

El TDAH es un término que en la actualidad es más que conocido y describe, principalmente, a niños con exceso de movilidad, impulsividad, inatención o distracción excesiva, es por ello que comúnmente son referidos por docentes y/o autoridades escolares.

Sin embargo, esto no es suficiente para dar un diagnóstico pues para ello el pequeño debe ser valorado por expertos como son psiquiatras, psicólogos y neurólogos, los cuales laboran en el CIDEN para atender a los menores por TDAH y por otros trastornos.

Para confirmar el diagnóstico, el menor ingresa a un filtro donde inicia la integración de su expediente que contiene su historia clínica para crear un perfil acertado, pues este trastorno puede confundirse con otros.

El Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad se podría confundir con ansiedad, depresión, problemas de conducta disocial y de conducta oposicionista-desafiante, así como con padecimientos como el hipotiroidismo.

El TDAH no es curable, pero se considera que pueden atenuar los síntomas en la vida adulta y si a eso se suma la buena atención por parte de los padres, dando las herramientas al pequeño para enfrentar el trastorno, se da un buen pronóstico al paciente.

El abandono escolar, uso de drogas, problemas legales e inicio temprano de la vida sexual, son algunos de los problemas que puede enfrentar un adolescente con TDAH que nunca fue tratado como debiera.

El tratamiento de pacientes con diagnóstico de TDAH es multimodal e incluye medicación y terapias basadas en técnicas de auto control y estrategias de control en la adolescencia y adultez, hasta terapias familiares y la buena relación en el hogar.