PGJDF informa a diputados sobre agresiones contra periodistas

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó a la Cámara de Diputados que, de 2010 a la fecha, abrió 110 averiguaciones previas por delitos cometidos en agravio de periodistas, principalmente por amenazas y lesiones.

En un comunicado, se informó que lo anterior es la respuesta de la PGJDF a un punto de acuerdo aprobado por el pleno de los diputados, quienes le solicitaron fortalecer e implementar nuevas acciones que permitan brindar protección a los informadores, y que se publicó en la Gaceta Parlamentaria.

Del total señalado, 81 fueron iniciadas en la Agencia Especializada para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de las y los Periodistas en el Ejercicio de esa Actividad -instancia constituida el 25 de marzo de 2010-, y en su mayoría se refieren a los delitos de amenazas y lesiones.

Se reportó que sólo en 32 casos las víctimas aceptaron medidas de protección, consistentes en otorgamiento de número de reacción inmediata, botón de pánico, código de atención ciudadana y custodia con colaboración de la Procuraduría General de la República o por elementos de la Policía de Investigación.

En el documento, la PGJDF destacó que desde 2010 se cuenta con un protocolo de investigación para la atención de delitos cometidos en agravio de esos profesionales.

Indicó que desde ese año, la Agencia Especializada para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de las y los Periodistas en el Ejercicio de esta Actividad, se ha encargado de todas las averiguaciones previas iniciadas al respecto.

El primer paso, al comenzar una indagatoria en dicha unidad, es implementar medidas de protección eficaces y oportunas, según el delito de que se trate, previo consentimiento de la víctima, lo cual incluye la participación de elementos de la policía de investigación.

Finalmente, se afirmó que en la procuraduría capitalina se está al tanto de investigar hechos delictivos, así como salvaguardar el bienestar de las víctimas.

Sin embargo, se añadió que tratándose de personas que se encuentran en constante riesgo como consecuencia del ejercicio de su profesión, "los protocolos y lineamientos que se emiten al respecto regulan circunstancias sumamente específicas con la finalidad de garantizar la seguridad e integridad personal" de los periodistas.