Reporte de 43.3 grados en Mérida y pronóstico de tregua por lluvias

El Observatorio Meteorológico de Mérida señaló que de nueva cuenta este lunes el termómetro en la capital yucateca alcanzó 43.3 grados centígrados, con lo que suman 12 días con calor extremo en esta ciudad.

Sin embargo, las condiciones meteorológicas pudieran empezar a modificarse a partir de este martes y sobre todo el miércoles por influencia del sistema frontal 49, el cual dará una tregua a las extremas temperaturas de las recientes semanas en esta capital.

En un comunicado, el Centro Hidrometeorológico Regional de Mérida señaló que con el registro de este lunes suman 12 días con temperaturas iguales o superiores a los 40 grados para un mes de abril.

"Con estos números podemos considerar que el de 2015 es uno de los abriles más calurosos en las últimas décadas, además de que este pasado domingo 26 de abril se rompió la temperatura extrema al reportarse 43.6 grados", indicó el organismo.

Para mañana martes, según los pronósticos, "si bien se anticipan todavía temperaturas extremas de 39 a 43 grados, el sistema frontal 49 se ubicará sobre el Golfo de México y una vaguada provocaría lluvias con posibilidad de localmente fuertes en el oriente y sur de Yucatán", anotó.

"Es importante mencionar la posibilidad de vientos fuertes y actividad eléctrica para este martes por la tarde, sin descartar la probable caída de granizo en zonas de tormenta", agregó el centro.

Ya para el miércoles se espera que ingrese a la península de Yucatán el frente frío 49, el cual favorecerá evento de norte con vientos de 20 a 30 kilómetros por hora con probables rachas de hasta 50 kilómetros por hora en algunas zonas.

La presencia del sistema frontal fomentará la presencia de lluvias generalizadas de moderadas a fuertes para la mayor parte de la región, lo que sin duda dará una tregua a las altas temperaturas, pues para el miércoles cuando se esperan máximas de 32 a 36 grados.

Ya para el jueves disminuirá de manera importante el potencial de precipitaciones y se pronostica una recuperación gradual en las temperaturas máximas.