Jueces de cuatro países dialogan sobre combate a lavado de dinero

Jueces estadounidenses, colombianos, salvadoreños y mexicanos participaron en una conferencia judicial sobre el papel de los jueces que presiden casos penales de lavado de dinero y enajenación de bienes.

La embajada de Estados Unidos en México detalló que esta conferencia, que se llevó a cabo en Puebla por tres días, fue organizada por cuarta ocasión por la Oficina del Agregado en México de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Así como por la Oficina Internacional para el Desarrollo de Sistemas de Procuración de Justicia (OPDAT) del Departamento de Justicia (DOJ), señaló la representación diplomática en un comunicado.

La meta de la conferencia fue compartir las mejores prácticas e identificar nuevas tendencias y enfoques alternativos a los procesos criminales relacionados con el lavado de dinero y la enajenación de bienes.

Por Estados Unidos, los jueces participantes provenían de los estados de Montana y Connecticut, al igual que de las Islas Vírgenes y Puerto Rico.

"Cuando atacamos a las organizaciones criminales internacionales apuntando a sus bolsillos, en efecto los estamos paralizando, golpeándolas en su esencia, y frenando sus operaciones", señaló el agregado de la HSI en México Tim Tubbs.

Al compartir las mejores prácticas, tendencias y técnicas de investigación, está construyéndose los puentes necesarios para desmantelar esta amenaza financiera global, enfatizó.

A su vez, el subprocurador General Adjunto, Ken Blanco, comentó que esa colaboración no sólo es un signo de cooperación continua entre los países, sino un testamento del compromiso bilateral que se ha hecho al combate contra esos crímenes.

La HSI combate los métodos que las organizaciones criminales utilizan para lavar dinero, transportar efectivo en volumen, explotar las redes mundiales de comercio, llevar a cabo complots ilícitos para abusar de los seguros y manipular los sistemas financieros en línea y otras tecnologías de Internet para esconder sus ganancias ilegales.

Tan sólo en el año fiscal 2014, la HSI llevó a cabo seis mil 805 incautaciones separadas, las cuales incluyeron confiscaciones de más de 720 millones de dólares en efectivo.

Adicionalmente, arrestó a más de 32 mil individuos, de los cuales 20 mil fueron acusados formalmente, y 18 mil 700 fueron encontrados culpables.

A través de la Oficina de Operaciones Internacionales de ICE, y el Departamento de Estado, la HSI cuenta con 67 agregadurías en 48 países en todo el mundo.

Los agentes especiales de la HSI trabajan en estrecha colaboración con dependencias de procuración de justicia, y a través de una sólida red de unidades especiales calificadas conocidas como Unidades Investigadoras de Crimen Transnacional.