Convoca CIDE a fortalecer la impartición de justicia cotidiana

El director del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Sergio López Ayllón, señaló que para hacer justicia a las personas es posible identificar una agenda de cuatro temas prioritarios y trabajar a corto plazo para mejorar su acceso.

Dichos rubros son: crear centros de asistencia jurídica temprana, regular los servicios de los abogados y sus responsabilidades profesionales, revisar la operación de las untas de conciliación y arbitraje, así como crear un nuevo modelo de justicia familiar.

Durante la presentación del Informe y Propuestas sobre Justicia Cotidiana en México, que entregaron al presidente Enrique Peña Nieto, dijo que aunque todos ellos requieren el diseño de políticas públicas, de todas formas hay acciones que en el corto plazo pueden tomar de manera conjunta los gobiernos federal y estatales para mejorar el acceso a la justicia.

Entre ellas una estrategia para que los mexicanos conozcan sus derechos y las vías para ejercerlos, la creación de un defensor de las pequeñas empresas, así como medidas específicas para defender a las trabajadoras domésticas y a los migrantes.

López Ayllón explicó que este análisis identificó varias medidas para fortalecer la independencia, así como mejorar la calidad y las capacidades institucionales de los poderes judiciales en los estados, con independencia de las medidas de largo plazo que deben formar parte de la agenda pública nacional.

Respecto a la realización y sistematización de este estudio, la especialista Ana Laura Magaloni Kerpel opinó que la justicia cotidiana está olvidada y en muchos casos no cuenta con las capacidades necesarias para resolver los asuntos de las personas.

Sin justicia, recordó la doctora en Derecho, no es posible progresar económicamente y no hay forma de que las familias establezcan un piso mínimo de seguridad económica y certeza ante la ley.

En ese sentido propuso la creación de un acuerdo político fundamental que podría llamarse "Pacto por la justicia", en el que participen los gobiernos federal y estatales para conseguir una justicia de calidad e igualitaria para todos los mexicanos donde los conflictos se resuelvan por la vía de la ley.

La profesora e investigadora del CIDE destacó, además, la importancia de fortalecer institucional y económicamente a los estados de primera instancia que -de manera paradójica- son los que atienden 80 por ciento de los casos, pero al mismo tiempo son los más olvidados.

A su vez, el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Pedro Salazar, advirtió que si las autoridades no atienden los reclamos de la gente y la sociedad actúa fuera de la ley, nos esperan "la regresión y el caos".

El académico indicó que la justicia de todos los días es una asignatura pendiente que se debe atender en forma urgente, realizarse entre ciudadanos iguales y sin permitir el clientelismo ni los privilegios, pues los derechos no deben ser una simple retórica.

En ese sentido Salazar Ugarte aseguró que el informe que elaboró el CIDE con el apoyo de 17 instituciones del país demuestran la necesidad de establecer una verdadera política de Estado, para superar "la profunda, real y general crisis de justicia que se vive en el país".