Diputada del PRD plantea garantizar derechos humanos desde el Congreso

El respeto a los derechos humanos, así como la impartición y procuración de justicia se tienen que garantizar desde el Congreso de la Unión, subrayó la senadora perredista Angélica De la Peña Gómez.

Al participar en el foro "Derechos humanos e impartición de justicia", dijo que en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) no ven distinto el enfoque que se tiene de las garantías individuales, al de la impartición y la procuración de justicia.

Al contrario, creemos que un reto es seguir buscando y garantizando desde el Congreso de la Unión la armonización que debe lograrse entre las reformas de junio de 2011, incluyendo la modificación en materia de amparo, y la de 2008 en materia penal.

Durante el encuentro realizado en el Instituto Nacional Electoral (INE), al que acudió con la representación del Partido de la Revolución Democrática, insistió en que el reto para PRD es seguir pugnando porque se cuente con un sistema garantista que deje sepultado de una sola vez al sistema inquisitorio.

Ese reto significa, como ya lo hemos planteado, y poco a poco lo estamos logrando, que las agencias del Ministerio Público sean órganos autónomos, añadió la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara de Senadores.

En tanto que la representante del Partido del Trabajo, diputada Lilia Aguilar Gil, dijo que lo que se requiere a largo plazo en México es un sistema educativo que demuestre a los ciudadanos que tienen derechos inherentes como los humanos y los naturales, que son exigibles.

La propuesta de esa fuerza política, refirió, es garantizar una verdadera autonomía de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) no sólo en su nombramiento, sino también en atribuciones.

También que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) tenga una verdadera autonomía y se estructuren sistemas de denuncia más eficientes, pues falta defender los derechos en el ámbito electoral.

En su oportunidad el diputado Tomás Torres Mercado, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), expuso que para ese instituto la seguridad es el principio fundamental de la convivencia humana, pero consideró necesario un pacto desde la base social para lograrla.

Además se pronunció por revisar la estructura del Poder Judicial de la federación y su función de control constitucional, pues el país tiene un sistema único de control constitucional y de legalidad centrado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Advirtió que ven en la próxima Legislatura una oportunidad para materializar un conjunto de reformas con una visión democrática y respetuosa de los derechos humanos, y más que leyes -dijo- viene el tiempo de generar condiciones de una justicia real para la gente.

La nueva generación de reformas tiene que ver con un pacto ético de autocontrol en la conducta y la actividad de los servidores públicos, añadió.