Cruz Roja Mexicana recaudará donativos para apoyar afectados en Nepal

El presidente de la Cruz Roja Mexicana, Fernando Suinaga Cárdenas, exhortó a brindar ayuda para los afectados por el terremoto de 7.8 grados en Nepal, que causó la muerte de más de tres mil personas y lesiones a cientos más.

En conferencia de prensa dijo que por la distancia entre esa nación y México es inviable abrir centros de acopio para enviar ayuda en especie, por lo cual solicitó apoyo a los mexicanos para que hagan donaciones en efectivo.

Suinaga Cárdenas informó que los números de cuenta para ayudar a los damnificados de Nepal son: 0404040406 de Bancomer y 965 de Banamex, mientras que a través de las redes sociales, la Cruz Roja Mexicana recaudará donativos las 24 horas los 365 días del año, así como en la página oficial de la institución.

Resaltó que la Federación Internacional de Sociedades llamó a las 189 Sociedades Nacionales que la conforman, entre ellas a la Cruz Roja Mexicana, para recaudar recursos y apoyar a las personas afectadas por el terremoto que se registró el sábado 25 de abril en Nepal.

El organismo humanitario internacional emitió además una alerta para movilizar 12 equipos regionales de respuesta a desastres de Asia meridional, sudoriental y oriental.

Suinaga Cárdenas mencionó que de ser necesario y si lo requiere la Federación Internacional de Sociedades, la Cruz Roja Mexicana apoyaría las labores humanitarias en Nepal.

Está previsto para ello la posible asistencia de 350 especialistas en la atención de desastres, preparados para la búsqueda y el rescate de personas en escombros, así como con atención prehospitalaria, logística en centros de acopio y evaluación de daños.

El presidente de la Cruz Roja Mexicana abundó que de acuerdo con informaciones periodísticas, han muerto más de cuatro mil personas y hay miles de heridos.

Más de mil 500 voluntarios y 300 integrantes de la Cruz Roja de Nepal trabajan en labores de búsqueda y rescate con el gobierno de ese país asiático y se activaron los sistemas logísticos de apoyo de Dubai y Kuala Lumpur, capital de Malasia, a fin de movilizar más suministro de socorro en los próximos días.

Pese a que el sismo se sintió también en China e India, esas naciones no resultaron con daños severos como en Nepal e incluso la Cruz Roja en dichos países asisten con voluntarios al gobierno de Nepal.