Peña Nieto convoca a mejorar y superar rezagos en justicia cotidiana

El presidente Enrique Peña Nieto convocó a mejorar la justicia cotidiana en México, que dijo se encuentra rezagada, olvidada y en muchos casos rebasada, porque ello implicará, en el fondo, renovar el pacto social.

Al recibir en el Museo Nacional de Antropología, el Informe y Propuestas sobre Justicia Cotidiana en México que encargó al Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el mandatario dijo que con este nuevo pacto los ciudadanos reafirmarán su confianza en la ley y las autoridades mostrarán su compromiso ante la sociedad.

De manera autocritica reconoció que hoy en día la justicia de todos los días que buscan los ciudadanos es en muchos casos excluyente, lenta, compleja y costosa, lo que da como resultado que la mayoría de los mexicanos no acceda a ella o quede insatisfecho.

Añadió que en consecuencia se presentan la ilegalidad, la impunidad y el abuso, que significan un desafío estructural en materia de justicia cotidiana, pero que al ser reconocido significa el primer paso para su solución.

"Las cosas ya no pueden seguir así y debemos lograr que se cumpla el postulado de José María Morelos y Pavón, quien exigía que todo aquel que se queje con justicia tenga un tribunal que lo defienda y ampare frente al poderoso", expresó.

En este marco el presidente se comprometió a escuchar la voz, las ideas y las propuestas que recogieron del CIDE y otras 17 instituciones, a las cuales le entregó sendos reconocimientos por escrito durante este mismo evento.

Además, informó que giró instrucciones a la Consejería Jurídica de la Presidencia para analizar a fondo las propuestas e iniciar los trabajos en coordinación con todos los órdenes y niveles de gobierno, para "resolver juntos los problemas añejos de la justicia cotidiana en México".

La sociedad mexicana no está dispuesta a resignarse ante la injusticia y por ello el gobierno federal iniciará cuanto antes una intensa campaña para que los mexicanos conozcan sus derechos y sepan dónde y cómo reclamarlos, además de que los procesos sean sencillos, flexibles y económicos.

"Que todo el que se queje con justicia obtenga una solución satisfactoria y, en general, hacer de México una nación más justa", manifestó el jefe del Ejecutivo federal.

En el evento el presidente estuvo acompañado por la procuradora General de la República, Arely Gómez, y otros funcionarios del gobierno federal, así como gobernadores, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y académicos de diversas instituciones.