México, con solidez para atraer inversiones: Banamex

México resalta como uno de los países más sólidos para invertir y es de los mejor preparados del mundo para enfrentar la volatilidad internacional, afirmó el director general del Grupo Financiero Banamex, Ernesto Torres Cantú.

Durante la presentación de los resultados financieros de la institución al primer trimestre de 2015, expuso que este año es volátil en el mundo entero por factores externos, como la inminente alza en las tasas de interés en Estados Unidos, la caída en los precios del petróleo y la depreciación de las monedas de países emergentes ante la fortaleza del dólar, entre otros.

Lo importante ante este entorno de volatilidad, dijo, es que entre más sólido esté un país, menos afectación tendrá por factores externos de este tipo, lo cual se reflejará en mayores oportunidades para atraer inversionistas.

"Cuando los inversionistas busquen cuáles son los países más sólidos en donde invertir, México resalta notablemente, México se ve muy bien comparado con las otras naciones", insistió en rueda de prensa.

Señaló que México resalta en el mundo por su alto nivel de reservas internacionales, así como por un crecimiento económico superior a otros países y el bajo nivel de deuda total como proporción del Producto Interno Bruto (PIB).

"Cuando tomas todo eso junto, si bien va a darse volatilidad, México es de los países mejor preparados del mundo para enfrentar esta volatilidad mundial. En ese contexto, eso se debe traducir en mejores oportunidades para México relativo al resto del mundo", sostuvo.

Compartió la opinión del gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, respecto a que el país cuenta con un "arsenal" de 270 mil millones de dólares para enfrentar cualquier contingencia por la "tormenta" internacional.

Este "arsenal" está conformado por más de 95 mil millones de dólares en reservas internacionales y la línea de crédito flexible por 70 mil millones de dólares que tiene México con el Fondo Monetario Internacional.

"Es una cantidad de dinero impresionante, es una solidez. Sobre todo lo que nos da a todos los mexicanos y a los bancos en particular, es una enorme certidumbre de que el rumbo trazado se puede mantener", agregó el director general de Banamex.

Resaltó que si los clientes de la institución piensan que el futuro del país será mejor, mejorará su actividad bancaria, pues tomarán crédito para adquirir casa, comprar un coche o invertir en algún negocio.

Mencionó que hay dos indicadores que reflejan que los mexicanos ven un mejor futuro para el país, como el índice de confianza del consumidor, que en los primeros meses de 2015 se ha ubicado en un mejor nivel que el año pasado.

Asimismo, el dato de masa salarial, que ha estado incrementando a un buen ritmo, como resultado de la disminución del desempleo, la creación de más empleo formal y el aumento en el salario.

Comentó que los datos positivos de estos indicadores significan que los clientes tienen más dinero ahora que hace un año y se ve reflejado en el crecimiento de la captación vista de Banamex y se traducirá en mayores inversiones, por lo que "mientras el comportamiento del cliente sea ese, nuestros planes no van a cambiar".

El director del área de Investigación y Comunicación de Grupo Financiero Banamex, Alberto Gómez Alcalá, informó que el pronóstico de crecimiento de la institución financiera para México en 2015 es de 2.8 por ciento.

Explicó que en los primeros cuatro meses del año se han presentado sorpresas favorables y desfavorables, que en conjunto han llevado a Banamex a prever un menor crecimiento económico respecto a lo esperado.

Entre los elementos que sorprendieron negativamente está el dato de la industria, que era el motor del año pasado, pero su comportamiento obedece cuestiones ajenas al país, como el menor desempeño esperado para la economía de Estados Unidos o el bajo precio del petróleo, entre otros.

Entre lo favorable, destacó, está la recuperación del consumo interno, resultado de una mejoría en el mercado laboral, con una generación de puestos de trabajo más dinámica y mayor poder adquisitivo, debido al bajo nivel la inflación por efectos positivos de las reformas estructurales.

Gómez Alcalá anticipó que el proceso de normalización de la política monetaria de Estados Unidos, a través de un ajuste en sus tasas de interés, será más gradual y moderado de lo esperado y, en consecuencia, las tasas de interés en México reproducirán ese mismo comportamiento.