Márquez Lugo descarta que su retiro fue por mal tratamiento a lesión

Rafael Márquez Lugo descartó que su retiro del futbol se haya producido por una mala operación o rehabilitación por parte del médico Rafael Ortega, ya que sencillamente su cuerpo dijo "hasta aquí", por lo que optó por alejarse de las canchas.

"Me voy muy tranquilo, sé que no pasó por la operación, la rehabilitación ni por falta de ganas o entrega de estar bien, me operó el mejor doctor de rodilla que hay", dijo.

En conferencia de prensa, el ex delantero manifestó que siempre confió en la capacidad de Ortega, ya que no fue la primera vez que le realizó una intervención quirúrgica.

"No me hizo una, sino cinco operaciones en mi carrera, hay que entender que el cuerpo dice hasta aquí y nadie te puede ayudar, agradezco a Rafa toda la entrega, porque hasta el día se hoy se ha hecho presente conmigo", indicó.

Aceptó que "no fue fácil la decisión, pero al final existe todavía un contrato, tenía todo el apoyo de la directiva, del dueño del equipo (Jorge Vergara) y eso obliga a uno a querer salir adelante, no fue fácil tomar esta decisión".

"Había que ser claros, que esto ya se salió de las manos, no veo una mejora, quizá si sentiría una mejoría, me podía esperar, pero al final las últimas semanas no la sentía, es cuando debes replantear la situación", estableció.

Reiteró que está convencido de la determinación que tomó, por lo que se va tranquilo del futbol y de lo que logró a lo largo de su carrera.

"No fue fácil, pero sé que es lo mejor por como me siento, por como estoy, sé que es una decisión inteligente decir hasta aquí", enfatizó.

Márquez Lugo surgió de las fuerzas básicas de Pumas de la UNAM, además de militar con Chiapas, Morelia, Pachuca, Estudiantes Tecos, América, Atlante, Morelia y Guadalajara.

Disputó los Juegos Olímpicos Atenas 2004, además de la Copa Confederaciones en Alemania 2005 y la Copa América en Argentina 2011, con la Selección Mexicana.