Más de 18 mil personas celebraron Día del Niño en la Vasconcelos

Con más de 300 microeventos, entre los cuales figuraron un maratón de lectura, charlas con artistas, creadores, científicos y profesionales en diversas áreas, cuentacuentos y música, fueron agasajados los niños en su día en la Biblioteca Vasconcelos, que recibió a 18 mil 700 personas.

Al dar a conocer un balance de las actividades preparadas por el recinto de Buenavista para celebrar de manera adelantada a los pequeños en su día, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) destacó el orden y el ambiente festivo que privó durante la jornada.

Al filo de las 10:00 horas comenzó el desfile de familias completas que asistieron a los más de 300 microeventos en los que diversos artistas, creadores, científicos y profesionales de diversas áreas compartieron una historia, una anécdota o un conocimiento a partir de su trayectoria.

"Lo más interesante no es tanto la cantidad de asistentes, sino la calidad y la diversidad de los encuentros que se llevaron a cabo. Encontrar un recinto bibliotecario en donde se habla de libros, pero sobre todo, se muestra la riqueza del esfuerzo humano y la diversidad de la vida, lo veo muy bien", expresó el director de la Biblioteca Vasconcelos, Daniel Goldin.

Con esta dinámica en la que no se pretendió impartir lecciones o hacer un programa de conferencias, los adultos rompieron con una barrera de protección que habitualmente se crea.

"Hay que romper con la fórmula de que los adultos tienen que tirarles netas a los niños. Con esta celebración, la biblioteca reconoce el saber y saberes distintos de muchas personas conocidas y reconocidas y de personas que quisieron regalarles algo significativo a los niños y niñas", expuso Goldin.

El amor al conocimiento, las artes, las disciplinas, las artesanías y todo tipo de manifestaciones de la cultura, se hizo presente en cada rincón de la Biblioteca Vasconcelos.

Para muchas de las personas "regaladoras", se trató de la primera vez que realizaban esta labor. Tal fue el caso de la soprano Lourdes Ambriz, la nadadora Nora Toledano y la representante de la oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en México, Nuria Sanz.

Antes de que concluyeran las actividades, niños y niñas acompañados de sus familias disfrutaron de una charla con el escritor y divulgador de la ciencia, Carlos Chimal, de aventuras subacuáticas con la buzo profesional Liliana Rodríguez y hasta de repostería con el chef Daniel Alatorre.

Los más pequeños acudieron a presentaciones de títeres, narraciones orales y hasta tuvieron la oportunidad de maquillarse como su superhéroe favorito o de cortarse el cabello mientras les leían un cuento, como parte de una peluquería itinerante.

La Federación Mexicana de Automóviles Antiguos participó con la exhibición de una pick up de 1930, que se convirtió en la protagonista de muchas de las fotografías de los asistentes.

Llamó la atención del público la presencia de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, los cuales realizaron una dinámica de concientización entre los niños de los efectos que tiene el beber alcohol en la percepción de los automovilistas y la plática del operador del Sistema de Transporte Colectivo, Metro, Aldo Antolín.

Después de las 16:00 horas, se programaron talleres de artesanía wirrárika (huichol), improvisación en la batería, dibujo con acuarela, ilustración, globos de cantoya, cartonería y arquitectura en papel, y danza contemporánea.