Villas en Himalayas las más afectadas por terremoto en Nepal

Las pequeñas localidades en los valles de los montes Himalaya son las más afectadas por el sismo de 7.8 grados Richter del pasado sábado, cuyo balance mortal confirmado llegó a tres mil 700 personas.

El ejército nepalí con el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea de India llegó a los valles del área montañosa y comprobaron que hay comunidades totalmente destruidas, reportó la edición electrónica del Nepal Times.

Se estima que decenas de miles de personas en esa región permanecen a la intemperie, sin refugios cercanos y con necesidad urgente de atención médica, mientras el total de heridos rebasó los seis mil 800, afirmó la versión electrónica de The Himalaya Times.

Para la mañana de este lunes las autoridades ordenaron a las farmacias abrir sus puertas o serían abiertas a fin de que la población que pasó la noche bajo la lluvia pueda comprar medicamentos.

El abasto eléctrico sigue suspendido en la mayor parte de la capital Katmandú, donde se reportan 810 muertos, y la prioridad en el restablecimiento eléctrico son los hospitales seguidos del aeropuerto y otros servicios esenciales.

El reto principal es la atención a las villas remotas, donde decenas de heridos permanecen sin atención pese a los 100 vuelos de rescate realizados la víspera que trajeron a Katmandú al menos 308 heridos.

En tanto llega la ayuda externa, se reporta que los pobladores de las villas montañosas usan sus manos como herramientas para remover los escombros.

El rescate se ha dificultado porque los helicópteros MI-17 tienen dificultades para aterrizar en las zonas afectadas debido a sus características orográficas, por lo que se comenzó a recurrir a naves pequeñas.

Las tareas de rescate son realizadas por una fuerza militar integrada por hombres y equipos de Bután, China, India, Israel, Pakistán, Reino Unidos y Singapur.

El aeropuerto de Katmandú se encuentra saturado por el arribo de naves con ayuda de emergencia. Los vuelos locales comenzaron a normalizarse este lunes, pero con demoras considerables.

La secretaría del gabinete nepalés, Leela Mani Poudel, dijo pasado el medio día de este lunes que los requerimientos urgentes son tiendas de campaña, especialistas médicos como ortopedistas y equipos de rescate especializados en derrumbes.