Seth Rollins liquida a Randy Orton con "RKO" y defiende título de WWE

Randy Orton tenía prohibido usar el "RKO" y con esa misma arma, su favorita, fue derrotado en "Extreme rules", lo que permitió a Seth Rollins mantenerse como campeón de peso completo de la WWE.

La lucha estelar de la función que se realizó en la Allstate Arena se realizó dentro de una jaula y con esa condicionante para el "Asesino de leyendas", quien por momentos lució dominante sobre el cuadrilátero.

Kane, guardián de la jaula, abrió la puerta las ocasiones que Rollins se lo pidió, pero éste no tuvo éxito, pues Orton siempre estuvo atento para evitar la salida del ex integrante de "The Shield", quien incluso recibió un "pedigree" que no fue suficiente.

Rollins volvió a pedir que se abriera la puerta de la jaula, Orton le impidió salir y cuando él trató de escapar, Kane la cerró; acto seguido, el monarca quiso golpear a su rival, pero se equivocó, impactó la puerta y el "Monstruo rojo" recibió el golpe.

Molesto, Kane subió al ring. Primero despachó al equipo de seguridad de Rollins, luego aplicó azotón a Orton y uno más al campeón, a quien acomodó sobre el retador para que se escuchara la cuenta de tres, pero "La víbora" resistió.

Sorprendido, Kane regresó para terminar la obra a favor de "La Autoridad" pero fue recibido con un "RKO" de Orton, quien de inmediato recibió el mismo castigo de parte de Rollins, suficiente para quedarse con el triunfo y defender su cinturón.

Finalmente, en una lucha de "último hombre en pie", Roman Reigns salió victorioso sobre Big Show, donde las sillas y mesas fueron una constante; un movimiento espectacular fue el azotón que propinó el "gigante" sobre su rival, quien cayó desde el ring sobre dos mesas fuera del mismo, las cuales rompió.

Pero Reigns respondió con "Superman punch" y "lanzas", una para caer sobre la mesa de comentaristas en español, pero Big Show resistió, aunque Roman le echó encima la mesa de comentaristas en inglés para el contento de 10 y lograr así la victoria.