Estables, miembros de Ballet de Universidad de Colima tras estallidos

Se encuentran estables los más de 20 integrantes del Ballet Folklórico de la Universidad de Colima que resultaron lesionados tras estallidos de pólvora cuando actuaban en el cierre de las fiestas patronales de San Marcos, municipio de Tonila, en Jalisco.

El rector de la institución educativa, José Eduardo Hernández Nava, precisó que los músicos y bailarines resultaron con quemaduras o rotura de tímpanos, "pero sin lesiones graves que puedan poner en peligro sus vidas".

Confirmó que de acuerdo con los propios afectados y Protección Civil de Tonila, a las 9:20 de la noche de ayer sábado, en el cierre de las fiestas patronales de San Marcos, ocurrieron tres o cuatro explosiones de pólvora de cohetería que afectaron a varios habitantes de lugar, y a músicos y bailarines del ballet.

Mediante un comunicado, detalló que los lesionados fueron atendidos en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en esta ciudad, a donde acudió para constatar la atención médica a los mismos, ya que además de las heridas hubo crisis nerviosas.

Añadió que en el momento de las explosiones estaban interpretando "Perro de Fuego", por lo que además resultaron dañados instrumentos musicales, pero aclaró que por ahora estará atento a que sigan siendo atendidos quienes tengan todavía algún problema, y posteriormente se evaluarán los daños materiales.

Refirió que entre los afectados se encuentran los músicos Jesús Larios, Guadalupe Preciado, Ramón Chávez, Ramón Preciado, Roberto Mendoza, Juan Partida, Reyes Hernández, Moisés Sánchez, Marcelo Pedraza, Pedro Palacios, Arnoldo Salazar, Luis Cisneros, César Mendoza y Ángel Preciado.

De los bailarines, quienes resultaron con más afectaciones fueron Francisco Arellano y Angélica Hernández, así como el subdirector del ballet, Juan Carlos Gaytán, y la profesora Zoraida Cruz Andrade.

"Todos ellos fueron valorados y atendidos, y tuvieron sólo lesiones en el oído, en su mayoría de aturdimiento, y tres o cuatro con rotura de tímpano, mientras que en el caso de los profesores Juan Carlos Gaytán y Zoraida Cruz, sufrieron quemaduras y lastimaduras por las varillas de los cohetones", subrayó.