Angelique Kerber redondea gran semana con la corona en Stuttgart

La tenista alemana Angelique Kerber "puso la cereza en el pastel" al gran torneo que ofreció sobre el polvo de ladrillo de Stuttgart, donde vino de atrás para vencer a la danesa Caroline Wozniacki por pizarra de 3-6, 6-1 y 7-5.

Luego de despedir a la tricampeona defensora, la rusa Maria Sharapova, la germana dio un golpe de autoridad y se perfiló como seria candidata, pese a no estar contemplada en la preclasificación.

Un quiebre bastó para que "Wozzie" saliera avante en la primera manga, pero en el segundo episodio su saque se desmoronó y enfrentó hasta cuatro chances de rompimiento, de los cuales la jugadora local aprovechó dos para nivelar los cartones.

La ex líder del circuito femenil volvió a disponer de un escenario inmejorable con el 5-3 y servicio, pero los nervios pudieron más e invitaron a que la germana se creciera y regresara al encuentro con dos "breaks" en fila que le dieron la vuelta a los papeles y le permitieron sacar para el título.

El drama se extendió hasta el cuarto punto para campeonato, en el que por fin la zurda se consagró vencedora, después de dos horas y cuatro minutos de desgaste.

Éste es el segundo galardón de Kerber en lo que va de la campaña, pues también se adjudicó la gloria en Charleston y eso le valdrá para ascender al peldaño 12 del escalafón mundial, en el cual busca revivir sus mejores tiempos, cuando fue la quinta mejor del orbe.