Bush se resigna a ver la final de "Concachampions" desde la tribuna

El portero Evan Bush se mostró resignado a perderse el partido de vuelta de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf con Impact de Montreal frente al América, al aceptar que es difícil que proceda la apelación que presentaron.

"Era una reacción automática y que no había mucho que analizar, no estoy muy optimista sobre esto, obviamente quiero que pase, que se cambie la decisión, pero al mismo tiempo sé que es muy difícil que se revierta", dijo.

Señaló que en el duelo de ida, el pasado miércoles, platicó con el juez central, el hondureño Héctor Rodríguez, a quien le dejó en claro que no haría tiempo para evitar una amonestación que le costaría perderse este duelo.

En el segundo tiempo, sin embargo, tras el gol de Oribe Peralta que significó el empate, Bush no quiso devolver el esférico para reanudar rápido el partido, lo que le costó el cartón preventivo y, por consiguiente, un partido de suspensión por acumulación de tarjetas.

"Me dejó muy sorprendido (la tarjeta), mi reacción no fue la de quererme ganar otra tarjeta porque sabía que sería suspendido; después del gol, el balón llegó a mis manos y alguien llegó a atacarme", explicó.

Ante esta situación, John Smits se perfila a ocupar la titularidad con el cuadro canadiense, elemento que apenas fue contratado la semana anterior y viene del FC Edmonton de la Segunda División.

Impact y América se verán las caras este miércoles sobre la cancha del estadio Olímpico de Montreal, en la vuelta de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf.