Se cumplen dos años de la muerte de la guionista Aida Bortnik

En el marco de un programa para la restauración de destacadas piezas del cine argentino, la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de ese país, proyectó su primera obra restaurada: "La tregua", dirigida por Sergio Renán y coescrita con Aida Bortnik, de quien mañana se cumplen dos años de su deceso.

Basada en la novela de Mario Benedetti (1920-2009), "La Tregua", la pieza fue estrenada en 1974 y fue el primer largometraje de habla hispana en ser nominado al Oscar a la Mejor Película Extranjera, aunque al final no obtuvo la estatuilla dorada.

La copia restaurada se estrenó hace unos días en el marco de la décimo séptima edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), según dieron cuenta medios argentinos.

Aída Bortnik, la destacada escritora del guión cinematográfico de "La Tregua", será recordada por el legado que dejó a su nación impulsando su cine y poniéndolo en el mapa internacional.

De acuerdo con el perfil biográfico que de la cineasta publica el portal "peliculas.about.com", Aída Bortnik nació en Buenos Aires, Argentina, el 7 de enero de 1938.

Se formó en Derecho y Letras en la Universidad de Buenos Aires, y en el Centro de Investigaciones del Instituto de Teatro, y comenzó su carrera profesional haciendo periodismo, a partir de 1967, labor en la que duró casi una década, en varias publicaciones e incluso en radio.

Fue en 1972 cuando comenzó su labor como autora de guiones de televisión, cine y teatro. El mismo año, Bortnik montó su primera obra de teatro "Soldados y soldaditos".

En 1974 cuando "La Tregua" la llevó a la fama mundial, Bortnik estrenó "Dale nomás", su segunda obra de teatro, y la película "Una mujer", de Juan José Stagnaro (1938).

Debido a su compromiso social y político, así como a su actitud abierta y anti-censura durante la década de los 70, la guionista tuvo que exiliarse en España.

Hacia la etapa final de la última dictadura, Bortnik fue una de las creadoras de Teatro Abierto, movimiento que tuvo una gran influencia en la sociedad y en el cual participaron dramaturgos y directores como Osvaldo Dragún (1929-1999) y Roberto Cossa (1934) y actores como Norma Aleandro (1936) y Pepe Soriano (1929).

A su regreso a su tierra natal, escribió dos obras de teatro: "Papá querido" y "Domesticados" (1981), las cuales le valieron el Primer Premio Nacional de la Sociedad General de Autores de Argentina (Argentores).

Hacia finales del gobierno militar escribió el guión de "Volver" (1982), de David Lipszyc (1935), y ejerció la docencia en diversas instituciones, como la Escuela Grupo Profesionales de Cine, la Escuela Superior de Artes Cinematográficas y en el Taller de Autores Teatrales y Cinematográficos.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Noticias de Argentina, fue en 1985 cuando Aída Bortnik alcanzó la fama mundial, gracias a "La historia oficial", que coescribió junto al director Luis Puenzo (1946).

El destacado filme denunció las atrocidades del régimen militar que asoló a Argentina de 1976 a 1983, dicha forma de gobierno fue conocida como "Proceso de reorganización nacional".

"La historia oficial" fue un éxito internacional y se alzó en 1986 con el Oscar a Mejor Película Extranjera y el premio a la Mejor Interpretación Femenina para Norma Aleandro en el Festival de Cannes.

La cinta también premiada en La Habana, Cartagena, Nueva York y Berlín, le dio un nuevo salto a la carrera de Bortnik, y en 1986 fue invitada a ser miembro de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos, convirtiéndose en la primera latinoamericana en lograrlo.

El mismo año estrenó "Pobre mariposa", de Raúl de la Torre (1938-2010); la película fue selección oficial de Cannes, tercer filme de Bortnik en formar parte del festival.

La década de los 90 fue sumamente fructífera para Bortnik ya que estrenó tres éxitos taquilleros, "Tango feroz: la leyenda de Tanguito" (1993), "Caballos salvajes" (1995) y "Cenizas del paraíso" (1997), las tres dirigidas por Marcelo Piñeyro (1953).

Desde 1993, Bortnik fue consejera invitada en los Laboratorios de Guión Cinematográfico de la Fundación Sundance. El último guión de cine de la autora fue "La soledad era esto" (2001), tercera colaboración con Sergio Renán.

En 2010, Bortnik dio talleres de guión en su casa junto al director Juan José Campanella (1959), otro ganador de un Oscar por "El secreto de sus ojos" (2009).

El genio creador de Aída Bortnik se apagó definitivamente el 27 de abril del 2013, a los 75 años.