Convive en Los Talleres la danza de México y Costa Rica

Dos parejas de diferentes generaciones, a través de movimientos de danza contemporánea, exponen sus momentos de felicidad, tristeza e incomunicación, en la pieza "Línea infinita", de la compañía Nemian Danza Escénica de México, en colaboración con Marencos Artes Escénicas de Costa Rica.

La propuesta escénica, estrenada este fin de semana en el Foro Los Talleres, se integra por cinco cuadros coreográficos con los que se pretende transportar al espectador a dos etapas y maneras distintas de vivir el amor.

En este espectáculo, el público podrá disfrutar de la participación de la coreógrafa y bailarina Isabel Beteta, quien junto al actor Álvaro Marenco, encarnan a una pareja que a pesar del paso de los años disfruta del ritmo de un buen danzón y mantiene la curiosidad y el juego de la seducción.

La gestualidad y los aspectos histriónicos se vuelven fundamentales en su interpretación que combina danza y teatro, y que se apoya en baladas y música de piano, informó el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), en un comunicado.

En "Línea infinita", los bailarines Daniel Marenco y Rosario Vera logran proyectar la relación amor-odio que en ocasiones puede mantener "atado" a alguien, lo cual es representado visualmente mediante el uso de metros de resorte que adquieren un poderoso papel simbólico.

Giros, piruetas, cargadas y desplazamientos con los resortes alrededor de los cuerpos de los bailarines y en pies, brazos y cintura, generan movimientos casi plásticos en los que las líneas de brazos y piernas simulan pinceladas.

El público podrá disfrutar de "Línea infinita", que ofrece funciones viernes, sábados y domingos, hasta el 30 de junio en el Foro Los Talleres, de esta ciudad.