Ola de atentados en Irak deja 25 muertos y más de 50 heridos

Una ola de atentados contra zonas comerciales de Bagdad y sus alrededores, así como en la provincia occidental de Anbar, dejó hoy al menos 25 muertos y más de medio centenar de heridos, informaron fuentes policiales iraquíes.

El ataque más mortífero tuvo lugar en la Plaza de Khilani, en el centro de Bagdad, donde un coche bomba explotó causando la muerte a siete personas y heridas a otras 25.

Poco antes, otro automóvil cargado de explosivos estalló en la localidad de Mahmudiya, a unos 30 kilómetros al sur de Bagdad, matando a unos cuatro civiles e hiriendo a siete.

Otras tres personas perdieron la vida y 13 resultaron heridas en otra explosión de un coche bomba en el suroeste del barrio bagdadí de Amil, mientras que otras dos murieron en una explosión en el cercano distrito de Bayaa.

En el suburbio Husseiniyah, al este de la capital iraquí, una bomba estalló en un mercado al aire libre, dejando un saldo de dos muertos y seis heridos, indicó la policía, citada por la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

En la provincia occidental de Anbar, un atentado suicida con un coche bomba fue perpetrado contra un puesto de control del Ejército, matando a siete soldados.

Hasta ahora nadie se ha atribuido la responsabilidad por los ataques, pero las zonas chiítas y las fuerzas gubernamentales suelen ser el blanco de los insurgentes islámicos sunitas que el gobierno intenta expulsar de vastas zonas del norte y el oeste del país.

El Estado Islámico (EI), que a fines de junio pasado proclamó un califato en las zonas bajo su control en Irak y Siria, ha perdido el 30 por ciento del territorio que ocupaba en este país desde su apogeo en agosto pasado y el inicio de los ataques de la coalición internacional.