Recomienda Icefi a Guatemala recuperar administración tributaria

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) recomendó al gobierno guatemalteco emprender acciones para la recuperación de la administración tributaria.

Sugirió avanzar en la "recuperación efectiva" de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), luego de que la policía desarticuló un grupo de funcionarios y particulares que se dedicaba al contrabando y la defraudación fiscal.

Una investigación del Ministerio Público y de una misión de Naciones Unidas que colabora en Guatemala en la lucha contra el crimen organizado permitió, el pasado 16 de abril, el desmantelamiento de una red de corrupción en la SAT.

Las autoridades capturaron a 22 personas, incluidos el titular y al extitular de la SAT.

El secretario privado de la vicepresidencia, Juan Carlos Monzón, prófugo y con orden de captura internacional, sería el líder del grupo criminal que operaba en la autoridad recaudadora de impuestos.

El Icefi, con sede en Guatemala, instó al gobierno del presidente Otto Pérez Molina asumir acciones concretas, que a su vez serán reconocidas por la ciudadanía, para combatir la corrupción y la impunidad.

Sugirió crear una mesa técnico-política "que discuta y defina una hoja de ruta para la recuperación efectiva de la SAT", formada por sectores académicos, empresariales y políticos.

Elaborar y anunciar, a más tardar en agosto próximo, "la hoja de ruta" para la recuperación de la SAT consensuada en la mesa técnico-política, antes de los comicios generales de septiembre.

Recomendó además revisar el proceso para la elección de directores de la SAT, recuperar la utilización de los lineamientos de reclutamiento, promoción y salida de personal establecidos en el plan de carrera administrativa de la dependencia.

Retomar la publicación de los resultados del selectivo aleatorio en aduanas ("semáforo" para la inspección de mercancías) y publicar el listado de solicitudes de devolución del crédito fiscal.

En el ámbito de la rendición de cuentas, instó a publicar para cada aduana la recaudación obtenida y las metas, y los indicadores de gestión por dependencia administrativa de la SAT.

Así como actualizar y publicar los estudios de evasión tributaria, gasto tributario y discrepancia estadística de comercio exterior (medición de la defraudación aduanera).