Siria denuncia masacre de 30 civiles por parte de grupos islamistas

Al menos 30 civiles, en su mayoría mujeres y niños, murieron hoy a manos del Frente al Nusra y otros grupos islamistas, un día después de que tomaron el control de la ciudad de Jisr al Shughour, en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.

Los terroristas, como el régimen sirio califica a los rebeldes y a los islamistas, destruyeron las casas y las propiedades de los residentes de esas ciudad para vengarse por sus posturas en apoyo del ejército sirio, reportó la agencia siria de noticias SANA.

Asimismo, destruyeron las instalaciones estatales de servicio y la infraestructura de la ciudad después de haber saqueado sus enseres.

Según SANA, los terroristas han cometido un "horrible masacre" en la zona rural de Jisr al Shughour tras irrumpir en ella el sábado.

Esta masacre recuerda la perpetrada en agosto del año 2011 en la misma ciudad de Jisr al Shughour, la cual dejó al menos 120 muertos.

El Frente al Nusra y otras facciones islamistas se hicieron la víspera con el control de Jisr al Shughour, la última localidad importante que quedaba en manos del régimen sirio en la provincia de Idlib, tras cruentos enfrentamientos que dejaron cerca de 100 muertos.

Jisr al Shughour es una ciudad clave próxima a la frontera con Turquía y constituye la principal vía que une la zona costera de Siria con el país vecino y con la ciudad de Alepo.

La opositora Coalición Nacional Siria aseguró que la captura de Jisr al Shughour es "un paso importante en la senda de la liberación total de Siria" e impone "una nueva realidad política".