Malasia detiene a 12 sospechosos vinculados al Estado Islámico

La policía de Malasia arrestó hoy a 12 sospechosos de estar vinculados con el grupo extremista Estado Islámico (EI), en víspera de la XXVI Cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que se llevará acabo en esta capital.

El inspector general de Policía, Tan Sri Khalid Abu Bakar, informó que los 12 detenidos, entre los 17 y 41 años de edad, habían planeado lanzar ataques contra objetivos "estratégicos" y "de alto valor", según un reporte de la edición electrónica del diario The Star.

Las detenciones se llevaron a cabo durante la madrugada de este domingo en un suburbio al oeste de Kuala Lumpur, en el marco de una operación especial antiterrorista iniciada la noche del sábado en Hulu Langat, Selangor y Cheras.

"Se cree que los sospechosos estaban planeando causar disturbios civiles en el país", dijo Khalid en un mensaje, a través de la página oficial de la policía de Malasia en Facebook.

El responsable de la policía dijo que el plan era una respuesta a un llamado hecho por la dirigencia central del EI que está en Siria para atacar objetivos de importancia para las naciones islámicas seculares que dicen ser sus enemigos.

Durante el arresto de los sospechosos les fueron decomisados productos químicos utilizados en la fabricación de explosivos, incluidos unos 20 kilogramos de nitrato de amonio y una cantidad similar de nitrato de potasio.

Además de otros artículos, entre ellos una bandera Estado Islámico (EI), dos unidades de control remoto, alarma, motores, cables, cuatro baterías de nueve voltios, una báscula digital, dos tazas medidoras y tres pedazos de tubería de PVC.

Khalid dijo que los hombres habían sido detenidos por delitos tipificados en el Código Penal y podría ser investigados bajo las disposiciones de la nueva ley de delitos especiales, que permite a la policía detener a sospechosos sin una orden judicial.

La ley ha generado críticas de la oposición y de defensores de los derechos humanos, quienes consideran que fue aprobada para ser usada contra los opositores políticos.

El inspector general de Policía malaya no dio detalles sobre los antecedentes de los detenidos, ni tampoco reveló si tienen algún vínculo directo con el grupo terrorista, sin embargo indicó que fue para garantizar la seguridad en la cumbre de mañana de la ASEAN.

Malasia es anfitrión de la XXVI Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los 10 países miembros de la ASEAN, que busca impulsar una acuerdo de cooperación regional antiterrorista, ante la amenaza que representa el EI.

El año pasado, Malasia anunció una serie de detenciones de presuntos partidarios del grupo Estado Islámico (EI), muchos de ellos, ciudadanos malayos que se fueron a Siria para unirse a la yihad (guerra islámica) del grupo extremista.