Urge Moreno Rivera aprobar desvinculación del salario mínimo

El presidente de la Cámara de Diputados, Julio César Moreno Rivera, urgió a la aprobación, en el Senado, de la minuta que plantea la desvinculación del salario mínimo como referencia de cobros y multas, a fin de incentivar la economía en el país.

Resaltó que este y otros temas pendientes en la colegisladora podrían ser detonante de la economía; la reforma en materia de desindexación del salario mínimo se aprobó en la Cámara de Diputados en diciembre de 2014 y se envió al Senado para su ratificación.

Moreno Rivera consideró urgente desvincular el salario mínimo del movimiento de todos los conceptos referenciados en el ingreso familiar, entre ellos multas, pagos de algunos servicios y hasta los recursos que se asignan a los partidos políticos, con la finalidad de dar el primer paso para lograr un aumento real a dicho ingreso.

El presidente de la Mesa Directiva mencionó el acuerdo entre las Juntas de Coordinación Política de ambas cámaras, donde se convino incluir este tema para que se discutirá y votará en las sesiones ordinadas del periodo legislativo que concluirá el jueves 30 de abril.

Recordó que "los temas pendientes fueron acordados y jerarquizados, conforme a las prioridades de la ciudadanía, por las distintas fuerzas políticas de ambas cámaras, por lo que es preocupante que minutas como la referente al salario mínimo sigan esperando".

El legislador dijo que el dictamen ya cuenta con la voluntad de los legisladores, del presidente de la República, el jefe de Gobierno del Distrito Federal y de las instituciones académicas, para avanzar hacia la construcción de una política de recuperación de los salarios mínimos en beneficio de los mexicanos.

Moreno Rivera explicó que el aumento al ingreso familiar es un detonante para estimular el consumo interno, lo que impulsaría la economía del país.

Con ello, expresó, el Poder Legislativo terminaría con el desacato a la Constitución que mandata que el salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades de un jefe de familia en lo material, social y cultural.

Así como "para proveer a la educación obligatoria de los hijos", componente fundamental del desarrollo económico nacional y del bienestar social, que no se está cumpliendo", expresó.

Al comentar que desde 1980 a la fecha el salario mínimo en México ha atravesado una larga fase de deterioro, subrayó que es momento de devolverle a las familias el poder adquisitivo y darle estabilidad a la economía interna. "Es momento de hacer historia en este Congreso".