Crece 40% robo de juguetes previo al Día del Niño

El robo de productos infantiles como juguetes, dulces y chocolates en tiendas departamentales y de autoservicio aumenta hasta 40 por ciento en el país entre el 28 y el 30 de abril, afirmó la Gerente Legal de Alto México, Karina Soriano.

Resaltó qué en México se celebra el Día del Niño el 30 de abril, festividad que promueve la adquisición de artículos que son comprados, pero en algunas ocasiones, también robados, para consentir a los más pequeños del hogar.

Los supermercados y tiendas departamentales y especializadas son víctima de personas que por llevar un regalo a sus niños sustraen mercancía de manera ilícita, sin pensar que esto puede provocar su detención y pagar altas multas por el delito de robo, alertó.

Conforme a los registros de Alto México, empresa dedicada a la prevención de los delitos patrimoniales, en los días previos al festejo, el robo de productos infantiles como juguetes, dulces y chocolates tienen un incremento de 40 por ciento.

Soriano resaltó que para los amantes de lo ajeno, el robo de los dulces y chocolates son el regalo perfecto, ya que se encuentran en los accesos de los Supermercados y les es muy fácil tomarlos para salir rápidamente del lugar sin ser atrapados.

Puso como ejemplo que los biberones y los pañales tienen un notable registro de robo el 30 de abril, pero que el "Huevo Sorpresa" tiene un incremento del cien por ciento ese día.

Sin embargo, dijo, el servicio de Alto ya se encuentra en más de 600 locales en el Distrito Federal y el Área Metropolitana, así como en Monterrey y Campeche.

Por lo que la detección de los ladrones está muy presente gracias a las capacitaciones sobre robo y cero tolerancia hacia los delitos, que se imparten a los empleados de estos negocios, asegura Soriano.

Pero la preocupación no sólo es por lo robos, ya que está la problemática que muchos pasan desapercibida, que es la corrupción de menores en este tipo de delito, resaltó.

Y es que algunos ladrones "usan" como elemento distractor a los menores para cometer sus delitos.

Así, mochilas, pañaleras, canguros, rebozos y muñecos de peluche sirven como transporte para robar y en otras ocasiones, tienen a los niños "entrenados" para que en el momento de ser detectados, comiencen a llorar o a gritar para provocar la liberación de ellos y su o sus acompañantes, afirma la abogada.

Según los datos de la empresa Alto, quienes más propician el acto de corrupción de menores en delito de robo son los hombres con un 60 por ciento en comparación a las mujeres.

Finalmente, expresó que el fomento a los valores sociales es importante en la educación de los menores, "robar no es cosa de niños, ni una travesura, robar es un delito, ya sea hoy o en el Día del Niño".