Miguel Mateos ofrece concierto lleno de energía y rock en Puebla

Con un repertorio de sus temas clásicas, el roquero argentino Miguel Mateos se presentó anoche para el gran cierre del evento denominado Love Ride México 2015, que se desarrolló en la explanada del Complejo Cultural Universitario.

Miguel Mateos trajo a la mente de los presentes canciones del recuerdo como "Llámame si me necesitas", "Es tan fácil romper un corazón", "Obsesión", "Atado a un sentimiento" y "Perdiendo el control", entre otras más, mientras su público lo dejó de ovacionó en cada momento.

Para el cantante argentino no hay canciones favoritas, para él todas tienen un lugar muy importante en su corazón, a pesar de los años.

"Son (las canciones) como los hijos. No puedes preguntarle a un padre a cuál de los hijos quiere más, aunque no son iguales, a cada uno se le quiere de manera especial", ejemplificó en conferencia de prensa.

Mateos recientemente se presentó en el Festival Cultural de Zacatecas y estuvo de nuevo en Puebla, después de dos años de ausencia.

Dijo estar sumamente sorprendido por el gran crecimiento que ha tenido esta ciudad, la cual pisó por primera vez hace 30 años.

Esta es la segunda ocasión que Miguel Mateos participa en Love Ride México, evento altruista a favor de la Fundación Una Nueva Esperanza, la cual se dedica a ayudar a niños de escasos recursos que están enfermos de cáncer, niños de Puebla y estados vecinos.

El roquero llegó el viernes por la noche después de 20 horas de vuelo de Buenos Aires, Argentina, a México, y posteriormente por carretera a Puebla.

Su presencia en México es exclusiva para estar en este concierto, actuación por la cual no cobró un solo peso a fin de contribuir a esta noble causa.

El evento también contó con la participación de la banda de rock Buffalo, del grupo Merenglass y del cantante Bobby Pulido.