IMSS Puebla recomienda medidas preventivas contra paludismo

En el Día Mundial del Paludismo, la doctora Graciela Saravia Orea, coordinadora de Vigilancia Epidemiológica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, recomendó retomar las medidas preventivas para evitar la propagación de dicha enfermedad.

El paludismo, explicó, es una enfermedad parasitaria que se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados

La especialista añadió que los mosquitos que transmiten el paludismo son los pertenecientes al género de Anófeles; entre cinco y 10 días después de la picadura, la persona puede presentar síntomas que se caracterizan principalmente por fiebre, dolor de cabeza, escalofrío y vómitos.

La especialista refirió que el paludismo es una enfermedad que, de no tratarse a tiempo, puede llegar a ser grave e incluso provocar la muerte.

En cuanto al tratamiento, la especialista indicó que es a base de clorotina en diferentes dosis, dependiendo de la gravedad del padecimiento.

Sobre el diagnóstico, señaló que se realiza a partir de un estudio llamado "Gota Gruesa", en el que al paciente se le extrae una gota de sangre del dedo para su análisis.

"Los casos de paludismo incrementan a partir de la época de calor y especialmente cuando se conjunta el calor con la lluvia, porque el mosquito prolifera en lugares de agua dulce, como ríos, lagos o presas", explicó a través de un comunicado.

Para prevenir la proliferación del paludismo, recomendó el uso de mosquiteros en las ventanas, el uso de repelentes, fumigar los inmuebles y eliminar los lugares donde se estanque el agua al aire libre, como pueden ser llantas usadas o cubetas de agua.

Subrayó que los síntomas se comienzan a desarrollar de manera súbita. "El paciente comienza rápidamente a presentar fiebre, dolor de huesos y sudoración, sobre todo en las tardes", dijo.

Saravia Orea destacó que en el estado de Puebla, los casos de paludismo disminuyeron y son muy pocos los que se han presentado, no obstante, recomendó seguir las medidas preventivas para evitar la proliferación de mosquitos y la consecuente propagación de la enfermedad.