Pérez Gay habla de Ciudad de México en Feria del Libro de Buenos Aires

El escritor mexicano Rafael Pérez Gay lamentó hoy aquí los errores y contradicciones que plagaron la construcción de la Ciudad de México, pero aclaró que, pese a todo, sigue siendo una capital muy bella.

"Fue un error garrafal convertir una ciudad lacustre en una ciudad seca", afirmó el autor frente al público que se congregó en el stand de la Ciudad de México en la 41 Feria Internacional del Libro (FIL) de Buenos Aires.

Pérez Gay rescató historias sobre la fundación de la capital mexicana al presentar ante el público argentino "Cultura y literatura en el centro de la Ciudad de México" y "Ciudad, sueño y memoria", publicados por la editorial Cal y Arena y escritos en colaboración con Héctor de Mauleón y Carlos Villasana.

Al advertir que las ciudades son como libros que hay que leer, el autor mexicano explicó que venía de recorrer por primera vez Buenos Aires y comprobó que la nomenclatura de las ciudades revela su memoria y su ser más profundo.

También recordó que disfruta la búsqueda de postales e imágenes antiguas, porque "las hemerotecas son máquinas del tiempo que permiten transportarnos a lugares desconocidos con la ventaja de que uno ya sabe lo que ocurrirá después".

Explicó que "Ciudad, sueño y memoria" es un libro de fotos y textos, algunos de la autoría de De Mauleón, a quien consideró probablemente como el cronista más notable del México actual, y con quien realizó un trabajo que se enriqueció con la colaboración de Villasana, un gran coleccionista de fotografías.

Con respecto a "Cultura y literatura en el centro de la ciudad de México", precisó que es "un libro espejo" de "Ciudad, sueño y memoria", y que le hubiera gustado elaborar como una guía.

En ambos libros, señaló, confluye la idea de que la única manera de llegar, de "atrapar" una ciudad, es a través de la memoria, de la recopilación de historias que revelen su devenir.

Pérez Gay añadió que, en el caso del Distrito Federal, en sus orígenes fue apenas un cuenco en donde "algunos necios que llaman los aztecas" decidieron fundar una ciudad.

"En la Conquista, cuando llegaron 400 soldados españoles y pasaron los volcanes de Popocatépetl e Iztaccíhuatl, vieron ante sus ojos algo terrible: una ciudad lacustre rodeada por lagos, por eso Humboldt dijo que habían llegado a una inexplicable Venecia".

El escritor se preguntó cómo fue posible fundar una ciudad bajo el agua, y advirtió que ello explica en mucho el carácter movedizo de los mexicanos, "que vamos y venimos".

Luego, agregó, "vino la locura de lo que hicimos. La ciudad tenía ríos y todos los tapamos, por ineptitud, corrupción, por falta de conocimiento, es como si ustedes taparan el Río de la Plata, cometimos un crimen contra nuestra memoria".

Pérez Gay estuvo acompañado por el secretario de Cultura del Distrito Federal, Eduardo Vázquez Martín, quien confesó su admiración por el trabajo del escritor, a quien consideró como una pieza fundamental de la cultura mexicana.

Con respecto a los libros presentados, el funcionario señaló que son publicaciones "que aportan mucho a la idea de este pabellón: reconocer la inexistencia de 'la ciudad' de México, porque es más bien una ciudad de ciudades que necesitamos contar dentro de un contexto de contrastes".