Organizan Clínica de Evaluación de Programas de Seguridad Ciudadana

La Secretaría de Gobernación (Segob) realizó la Clínica de Evaluación de Programas de Seguridad Ciudadana en el marco del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, a fin de fortalecer las habilidades en esta materia.

En un comunicado, la dependencia informó que la clínica fue organizada junto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Poverty Action Lab (J-PAL) del Tecnológico de Massachusetts, Estados Unidos.

Precisó que este evento fue dirigido a funcionarios públicos, organizaciones de la sociedad civil y responsables de implementar acciones del Programa de Prevención Social en diversos estados y municipios del país.

Durante los días de actividades los participantes se familiarizaron con los elementos prácticos indispensables para realizar evaluaciones de impacto con rigor metodológico.

También conocieron siete iniciativas implementadas en el marco del programa para las cuales se identificarán posibles diseños de evaluación denominados Abriendo Futuros, que tienen como objetivo promover espacios públicos seguros y su transformación a través de la creación de clubes para niñas.

Destacan Tribunales para el Tratamiento de Adicciones, que ofrecen caminos jurídicos alternos en el tratamiento de los consumidores, así como la oportunidad de integrarlos a la sociedad.

Mi Escuela me Mueve a Convivir en Armonía, que atiende a alumnos de escuelas públicas de nivel básico que, por su nivel de violencia y/o delincuencia, requieren intervenciones focalizadas y a corto plazo.

Mesas de Reactivación Económica para estimular la realización de proyectos productivos en zonas determinadas. En el caso de Cohabita, tiene como propósito la sanación comunitaria por medio del arte.

Casas de Medio Camino para Adolescentes en Conflicto con la Ley busca espacios que acompañan a los jóvenes y fortalecen sus habilidades para la vida y sus procesos de reinserción.

Suma de Voluntades es un coro integrado por niños, niñas, adolescentes y jóvenes de entre cinco y 20 años de edad, que viven en condiciones de vulnerabilidad social.

Durante su mensaje de apertura, Nathalie Alvarado, coordinadora del área de Seguridad Ciudadana y Justicia del BID, destacó que en América Latina la violencia no es sólo un desafío de seguridad sino un desafío de desarrollo.

La información, el conocimiento y la evaluación son el sustento técnico y científico imprescindible para justificar las inversiones y presupuestos que se han destinado en materia de seguridad y particularmente en el tema de prevención social, expuso.

A este evento también asistió Eunice Rendón, encargada de Despacho de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de Segob, quien destacó la importancia de hacer política pública basada en evidencia para mejorar la efectividad de programas y eficiencia en manejo de recursos.