India encabeza respuesta internacional de ayuda al devastado Nepal

La comunidad internacional respondió al llamado de ayuda lanzado por el gobierno de Nepal, devastado hoy por un terremoto de 7.8 grados Richter, que se estima dejó más de mil 400 víctimas mortales.

India, con más de 50 muertos, también resintió el impacto del fuerte sismo en su vecino Nepal, pero fue el primer país en reaccionar al desastre. "El dolor de Nepal es nuestro dolor", declaró el primer ministro indio Narendra Modi.

De inmediato, India envió cuatro aviones militares con 50 toneladas de suministros médicos, un hospital móvil, así como 300 trabajadores de rescate con perros rastreadores, y anunció que mañana domingo despachará más aeronaves con agua, tiendas de campaña y mantas.

Por su parte, Bangladesh, donde el terremoto dejó tres muertos, "ayudará a su vecino a hacer frente a la catástrofe", sostuvo su primer ministro Sheikh Hasina, quien anunció que está en curso el envío de ayuda médica y humanitaria.

Pakistán despachó cuatro aviones C-130 que llevan un campamento con 30 camas de hospital, así como personal médico del ejército y brigadas de búsqueda y rescate urbanos, equipadas con radares y perros rastreadores.

La ayuda paquistaní incluye dos mil raciones de comida, 200 tiendas de campaña y 600 mantas, en tanto que el presidente de China, Xi Jinping, sólo se limitó a lamentar lo ocurrido en Nepal y ofrecer asistencia.

El gobierno de Estados Unidos lamentó lo sucedido y anunció el desbloqueo de un paquete de ayuda inicial por un millón de dólares y el envío de un equipo de respuesta a desastres para apoyar las labores de búsqueda y asistencia de víctimas.

El Departamento de Estado estableció además una dirección de correo electrónico y un número telefónico para información sobre ciudadanos estadunidenses que necesiten ayuda en Nepal.

La Unión Europea (UE) dijo analizar "algún apoyo presupuestario" para ayudar a Nepal a hacer frente a la destrucción de sus ciudades, según un comunicado conjunto emitido esta noche, en el que el bloque no ofreció detalles ni cantidades.

Reino Unido comprometió un sólido equipo de expertos humanitarios, mientras que Alemania aseguró estar dispuesto a hacer todo lo que esté en sus manos para ayudar en los graves momentos que atraviesa el pueblo nepalés.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia señaló que ha dispuesto 326 mil dólares en ayuda de emergencia para las víctimas del terremoto y que esta ayuda se canalizará a través de la Cruz Roja Internacional.

El presidente Francois Hollande lamentó la tragedia y expresó la disposición de Francia a "responder a las solicitudes de ayuda y asistencia" de Nepal, mientras que España se dijo consternado por el suceso y manifestó su solidaridad con el pueblo nepalés.

Noruega informó a través de su ministro de Relaciones Exteriores, Borge Brende, que destinaría 3.8 millones de dólares en ayuda humanitaria para Nepal, y añadió que analizará si podría contribuir aún más.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, envió sus condolencias al presidente de Nepal, Ram Baran Yadav, y al pueblo de ese país, mientras que el Ministerio ruso para Situaciones de Emergencia apuntó que socorristas están listos para colaborar en las labores de rescate.

Varias organizaciones humanitarias también se preparaban para responder a la emergencia en Nepal, como Save the Children, que anunció equipos de saneamiento, refugio y asistencia médica para los niños afectados por la tragedia.

Médicos Sin Fronteras informó que mañana domingo cuatro de sus equipos médicos partirían hacia Nepal desde el estado de Bihar, India, con tres mil kits, que incluyen medicinas y aparatos, en tanto que el grupo Médicos del Mundo ya se encuentra en las zonas afectadas.