Continúa "inestable" el volcán Calbuco en Chile

El volcán Calbuco, ubicado en el sur de Chile, continúa hoy "inestable", con manifestaciones superficiales que obligan a mantener la "alerta roja" y la restricción de 20 kilómetros en torno al macizo.

El más reciente reporte del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) indicó que el volcán, distante unos mil kilómetros al sur de Santiago, "se mantiene inestable y se mantienen por ahora las erupciones, principalmente de cenizas".

Además, persiste el riesgo que se generen lahares, flujos de agua provenientes del derretimiento de hielos que se mezcla con material volcánico y sedimentos, como los que la víspera arrasaron algunas casas y puentes cercanos al Calbuco.

De acuerdo con las proyecciones de los expertos de la entidad estatal, "lo más probable es que continúen las manifestaciones superficiales a causa de este ciclo eruptivo", lo que se manifiesta en la emisión de una columna de ceniza en dirección norte y noreste.

El Calbuco comenzó el actual ciclo eruptivo el pasado miércoles, ante lo cual se decretó una "alerta roja" y fueron evacuados más de cuatro mil personas que viven en los alrededores del volcán, el tercero en el rango de peligrosidad elaborado por el Sernageomin.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, llegó este sábado a la zona del volcán para evaluar las medidas adoptadas y anunció que los habitantes de las localidades cercanas al Calbuco recibirán apoyo para recuperar bienes y retomar sus actividades económicas.

"Los vecinos que viven en torno al volcán Calbuco y que han visto afectadas sus casas, su patrimonio y sus emprendimientos, tendrán la ayuda lo antes posible" mediante subsidios estatales que se entregan en caso de catástrofes, puntualizó.

Los principales sectores dañados por la erupción del volcán son el turismo, la ganadería y la acuicultura, que se ven impactados por la caída de toneladas de material volcánico que se acumularon en las rutas impidiendo el paso de vehículos.

La acumulación de material volcánico fluctúa entre los 30 y 100 centímetros en los alrededores del Calbuco, donde varias construcciones fueron derribadas por el peso de la ceniza en los techos de viviendas y locales comerciales.

El despeje del material que expulsó el volcán se realiza contra el reloj debido a que para los próximos días se anunció la llegada de un frente de mal tiempo que provocará lluvias en la zona.

La ceniza del Calbuco llegó en las últimas horas al sur de Brasil, tras pasar por Uruguay y Argentina, este último país fue el que resultó más afectado por la erupción del volcán chileno con la caída de gran cantidad de material en varias ciudades del sur argentino.

En Chile, la ciudad de Los Ángeles, distante unos 500 kilómetros del volcán, decretó "preemergencia ambiental" para este domingo debido a la precipitación de partículas, por lo que no se podrán realizar actividades al aire libre y se deberán utilizar mascarillas.