Campeona en Stuttgart saldrá del encuentro entre Wozniacki y Kerber

El torneo WTA de Stuttgart está cerca de conocer a su nueva reina, la cual provendrá de la final entre la tenista danesa Caroline Wozniacki y la alemana Angelique Kerber, ambas buscarán su segundo título de la temporada.

"Wozzie", cuarta cabeza de serie en este evento, se impuso en combate de dos horas y 58 minutos a la rumana Simona Halep, por parciales de 7-5, 5-7 y 6-2.

La ex líder del circuito femenil aprovechó seis de sus 11 ocasiones de rompimiento, al tiempo que se fajó en defensa para levantar 15 de 19 "break points" que la amenazaron y seis de ellos fueron en la manga definitiva.

La jugadora de Dinamarca ya ha probado las mieles del éxito en este año, cuando se adjudicó el cetro del torneo de Kuala Lumpur, pero sin importar lo que suceda este domingo, se mantendrá en la quinta casilla del ranking mundial.

En este duelo por el campeonato se cruzará con la zurda local, en una especie de revancha porque en 2011, Wozniacki alcanzó la última instancia pero cedió ante la también germana Julia Goerges.

Kerber se llenó de confianza al dejar en el camino a la tricampeona defensora, la rusa Maria Sharapova, y desde entonces se ha mostrado intratable, pues en su llave de semifinal apenas se desgastó por espacio de 58 minutos para despachar a la estadunidense Madison Brengle al son de 6-3 y 6-1.

A la teutona le ha favorecido mucho el hecho de consagrarse vencedora en Charleston, evento que también se desarrolló sobre arcilla y ganó a principios de este mes.

Wozniacki y Kerber ya tienen registro de antecedentes entre sí, con cinco alegrías para la de Alemania a cambio de cuatro descalabros y la única vez que jugaron en polvo de ladrillo fue justo en este certamen, hace tres años pero en ronda de 16, con sólido 6-1 y 6-2 favorable para Angelique.