En Vitória Setúbal saben que Boavista será un desafío muy complicado

Vitória Setúbal y el atacante mexicano Ulises Dávila cerraron filas antes de trasladarse a Oporto, donde chocarán ante un difícil Boavista, con la mente puesta en el triunfo para tomar distancia respecto a los últimos lugares de la Liga de Portugal.

En partido perteneciente a la trigésima jornada del campeonato, "Uli" y el resto de los "sadinos" se meterán al estadio Bessa Século XXI, para sostener un clásico del futbol lusitano, tal como se señala en la página oficial del Setúbal.

"Esperamos un partido muy difícil contra un buen oponente. Sabemos que este es un equipo muy agresivo. Tenemos que ser agresivos con la pelota y jugar todos los balones como si fueran el último", indicó el estratega del Vitória, Bruno Ribeiro.

El equipo que está bajo sus órdenes está obligado a sumar cuanto pueda para escapar por fin de la zona roja, que condena a los dos peores clubes del torneo a la Segunda División.

A falta de cinco encuentros, la escuadra en la que milita el jalisciense es la antepenúltima de la clasificación con 25 puntos, apenas dos más que las que ostenta Gil Vicente, que podría meterlos en problemas si se descuidan.

Por lo pronto, contarán con equipo completo para tratar de superar a domicilio a las "panteras", ubicadas en el decimotercer peldaño, puesto que el defensa central Frederick Venancio ya cumplió su sanción y está disponible.

"Nos preparamos bien durante la semana y estamos muy concentrados en lo que tenemos que hacer el domingo para lograr nuestros objetivos", sentenció el timonel "sadino".