Proponen ingreso básico con carácter universal para ciudadanos

El senador perredista, Luis Sánchez Jiménez presentó una iniciativa para que los ciudadanos tengan derecho a un ingreso básico con carácter universal, único, equitativo y progresivo.

Sánchez Jiménez planteó que la propuesta de un Ingreso Básico Ciudadano no se trata de una política "filantrópica", de privilegios o asistencial, sino que se constituye como un derecho humano que promueve la igualdad y la equidad en la distribución de la riqueza.

Es así, explicó el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), porque con ello se reconoce la aportación de todas las personas para generar la rentabilidad de la inversión productiva.

Detalló que presentó una iniciativa que reforma la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos ya que el Ingreso Básico Ciudadano funciona como un Impuesto Sobre la Renta negativo.

Eso significa que quienes estén en situación de pobreza alimentaria y que, por tanto, tengan un ingreso familiar inferior al básico ciudadano recibirían ese apoyo cada mes, que sería equivalente a un Salario Mínimo del Distrito Federal.

Luis Sánchez mencionó que a partir de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares 2014 habría cerca de 61 millones de mexicanos en pobreza por ingresos, en tanto que la pobreza multidimensional alcanzaría los 54.5 millones.

El representante popular subrayó que a través del Ingreso Básico Ciudadano se busca corregir esa tendencia mediante un mecanismo de protección social basado en una política de redistribución de la riqueza promovida desde el Estado.

Hizo notar que la iniciativa plantea que en el Presupuesto de Egresos de la Federación se establecerá la partida correspondiente a cubrir dicha erogación.

En tanto el Distrito Federal, los estados y los municipios no podrán, bajo ninguna modalidad, otorgar derecho que se equipare u homologue al ingreso básico ciudadano, ni se podrán otorgar subsidios o prestaciones sociales que dupliquen o incrementen ese derecho.

Aseveró que el financiamiento del Ingreso Básico Ciudadano sería un alto inflexible y decidido a la evasión, la elusión y los privilegios fiscales por grandes empresas y los sujetos con más riqueza en el país.

Además se efectuaría una revisión profunda y exhaustiva de los actuales programas sociales de apoyos monetarios directos y en especie.

A decir del senador Luis Sánchez, de esa manera además se pondría un freno sustantivo a la corrupción, a la captura de programas y sus beneficios para el clientelismo político, a la perversión político-electoral y al crimen organizado.