Kei Nishikori y Pablo Andújar lucharán por Trofeo Conde de Godó

El tenista japonés Kei Nishikori se colocó a un triunfo de repetir como monarca del Trofeo Conde de Godó, que en la final de su edición 63 tendrá como representante de casa al sorprendente Pablo Andújar.

En lo que respecta al nipón, ni se despeinó para dar cuenta del eslovaco Martin Klizan, quien ingresó a este torneo como decimocuarto preclasificado y apenas le dio batalla por una hora y 17 minutos, con pizarra final de 6-1 y 6-2.

El europeo ya sabía lo que es vencer al asiático en pistas de polvo de ladrillo, tal como lo logró el año pasado en Roland Garros, sin embargo, este sábado se encontró con un oponente impecable en la defensa y le arruinó los seis puntos de quiebre que había generado.

En cambio, el campeón defensor tomó cuatro veces el saque rival, de un total de 10 chances que fabricó, rendimiento acompañado con los 22 de 28 puntos que se embolsó cuando jugó con su primer servicio.

Más allá de lo que ocurra en la final, el pupilo de Michael Chang se aseguró de conservar su quinta plaza en el ranking mundial, mientras que Klizan no se irá del todo con las manos vacías, ya que a partir de este lunes, verá su nombre en el lugar 24 del listado, el más alto en lo que va de su trayectoria profesional.

Por los de casa, sacará la casta en el duelo por la corona Andújar, quien acabó con la hegemonía que tenía su compatriota David Ferrer sobre él y lo sorprendió al son de 7-6 (8/6) y 6-3.

Este par de ibéricos se vieron las caras en tres ocasiones previas, siempre en arcilla y siempre con victoria para el alicantino, pero este día el nacido en Cuenca hace 29 años salió inspirado para faltarle al respeto a uno de los mejores en esta superficie.

"Ferru" pretendía llegar a su quinta final para ver si por fin podía conquistar este título, que las cuatro veces anteriores le negó su coterráneo Rafael Nadal, pero cuatro rompimientos le mostraron la puerta de salida en semifinales.

La estupenda semana de Andújar le redituará una importante suma de puntos que al menos lo impulsarán 24 posiciones en el escalafón internacional, es decir, como 42 del orbe y de consagrarse vencedor, se escaparía hasta el puesto 31.

Este domingo, Nishikori y Andújar se verán las caras por cuarta vez, con historial favorable para el de Japón 2-1, aunque el único triunfo del español se dio en tierra batida, en el Masters de Madrid de 2013.