Diputada presenta iniciativa de ley para disminuir deforestación

La degradación y agotamiento del capital natural en México equivale a siete por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, aseveró la diputada Lourdes Adriana López Moreno, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados.

Por ello, la legisladora del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) dio a conocer que presentó una iniciativa para expedir una nueva la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Señaló que con base en resultados del Sistema de Contabilidades Económicas y Ecológicas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Tasa Media de Crecimiento Anual en términos de existencia de bosque para nuestro país es negativa, con un valor de -0.52 por ciento.

"Estos datos son consistentes con los publicados por la Comisión Nacional Forestal, donde si bien hemos disminuido enormemente la deforestación en México, aún perdemos alrededor de 154 mil hectáreas al año por este motivo", dijo.

Para resarcir el agotamiento de estos recursos forestales a nivel nacional del último año, sería necesaria una inversión aproximada de 18 mil millones de pesos, "casi 10 veces el monto del Anexo 31 del Ramo 16 del Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, para la inversión en proyectos ambientales en estados y municipios".

Consideró que México necesita una actualización completa del marco jurídico en materia de conservación de bosques para saldar pasivos ambientales derivados de la degradación y el agotamiento ambiental, así como para aprovechar las oportunidades que representa manejar y hacer uso de forma sustentable de bosques y selvas.

"Los bosques proveen una serie importante de servicios a nuestra sociedad y economía, que van desde el mantenimiento de ciclos naturales como el del carbono y el agua, hasta la conservación de suelos, subsistencia de hábitats para especies, filtración de agua y cuidado de los acuíferos", agregó.

Además ayudan a la producción de oxígeno y son sumideros para el dióxido de carbono y si no los protegemos puede llevarnos a un escenario en donde los servicios básicos de producción de alimentos y agua se verían seriamente comprometidos.

La diputada explicó que con los cambios la nueva ley establecería el manejo integral y sustentable de los territorios forestales, procuraría la coordinación y armonización programática entre las dependencias de los tres órdenes de gobierno.

También promovería el desarrollo y aplicación de incentivos que beneficien a los dueños de recursos forestales que participen en el incremento de los servicios ambientales de los bosques.

Asimismo, impulsaría la captura de gases de efecto invernadero, reduciría su emisiones y la adaptación al cambio climático, entre otros aspectos que contempla este marco legal.